viernes, 27 de mayo de 2022

Fiat Abarth 1000TCR Berlina Corsa (1970) - AUTOart 1/18

En el año 1956 debutaba el primer producto realizado por Carlo Abarth sobre la base de la carrocería de un Fiat 600, presentado bajo la denominación Abarth 750 Gran Turismo Derivazione.



Fiat le entregaba los pequeños Seicento a Abarth sin finalizar, a fin de que el costo de producción fuera menor, ya que el preparador los terminaba con sus propios propulsores y elementos mecánicos, que paulatinamente fueron reemplazando al motor de 633 centímetros cúbicos por uno de desarrollo propio, evolucionando a lo largo de los años 60 desde los 710 centímetros cúbicos, a los 850cc a fines de dicha década, momento en el cual además le introduce modificaciones de carrocería, para dar cabida a nuevos desarrollos mecánicos. Por delante del paragolpes delantero se ubicaba una caja de formato rectangular, que acogía al radiador de aceite, mientras que en el sector trasero los pasos de rueda fueron ensanchados, para dar cabida a unas ruedas de mayores dimensiones.

Pero el Fiat 600 preparado por Abarth alcanzó su cenit en el año 1970, cuando llegó al mercado el Fiat Abarth 1000TCR Berlina Corsa. Se trataba de la máxima evolución del modelo, que no solo había modificado su mecánica sino también su estética. Bajo ésta base nacía el modelo destinado a las competencias, que por aquellos años formaba parte del denominado Gruppo 2. A las modificaciones ya vigentes se añadía el reemplazo de la tapa del motor por un alerón en fibra de vidrio.



El Abarth 1000 TCR Gruppo 2 utilizaba el bloque de 982 centímetros cúbicos, que había elevado su rango de compresión a 13:1 y utilizaba dos carburados Webber 45 DCOE, erogando 112CV, y con sus tan solo 568 kilogramos de peso, el Abarth 1000 TCR Gruppo 2 podía alcanzar los 215 kilómetros por hora de velocidad máxima.



De este último se trata la réplica que hoy les presento, en 1:18 editada por AUTOart para su serie Signature.



Si bien no es novedad en su catálogo, sí lo es para mi colección ya que lo incorporé no hace mucho, luego de haberlo visto en persona en una exposición de modelismo, y haber quedado enamorado del mismo.









Lejos de salir corriendo en su búsqueda, me tomé el tiempo de esperar a que se presentara una ocasión para conseguirlo a un precio razonable, dados los valores ridículos que se manejan actualmente en esta marca en particular, bah en todas digamos..., hoy dia el mercado del coleccionismo se ha vuelto una locura.

















Dicho momento llegó a fines del año pasado, cuando apareció en oferta en un importante sitio alemán que seguramente muchos conocen, y se vino a casa junto con el Lancia que presenté hace un par de entradas, costando ambos un poco menos de lo que antes me pedían por tan solo uno de ellos. La madurez en el hobbie que se dice,,,, ojalá hubiera llegado antes...

Es algo raro lo que me sucedió con este modelo, y quizá explique el por qué me tardé en conseguirlo, más allá de lo comentado de sus valores. Resulta que por fotos que vi en su lanzamiento, a decir verdad pocas y no tan en detalle, no me impresionó de la misma manera que cuando lo tuve en mano, realmente no le hacían justicia.

Espero que éstas que le tomé sirvan para darse una idea de la maravilla que es este cochecito, y si son entusiastas del 600 (y la escala 1:18 claro) no duden en hacerse de uno.



11 comentarios:

  1. Claro, es lo que pasa, uno ve una cosa en fotos y luego en mano la cosa cambia mucho, me pasó recientemente con el 500 Abarth de METRO.

    El modelo es muy bonito y está bien hecho (qué menos siendo AutoArt), solo los cinturones no me acabaron de convencer, pide a gritos unos de tela. Yo tuve este modelo a 1:18 casi igual pero de Revell y también era una maravilla, pero no abría casi nada. Pero para la diferencia de precio merece la pena.

    Y hablando de precios, todo una locura pues los objetos de coleccionismo se revalorizan mucho en tiempos de crisis. Lo mismo pasa con las propiedades inmobiliarias o el oro, disparan sus cotizaciones. En particular mira CMC, las subidas han sido bestiales, algo de locos.

    Te felicito por la "pelotilla" infernal, además es una pieza que no imaginaba que la tenía en catálogo AutoArt; lo que no sé es la antigüedad en el mismo.

    Abrazos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El de Revell es otra versión, menos radical con ruedas normales y la tapa de motor original del 600 elevada. Haría un buen complemento con éste.
      Lo de los cinturones es cierto, no están a la altura del resto del modelo.
      Respecto a la antigüedad, es de fines de 2015.
      Abrazos!

      Borrar
  2. La famosa "cupé italiana", conocía la historia de los Abarth pero nunca había visto ese alerón trasero, o no lo había notado, sólo tengo presente los capots levantados con un palito, y seguramente, ninguno de los que vi, llegaba a 215 por hora, quizás tan sólo en caída libre.
    El modelo es una belleza, con pequeños grandes detalles que sorprenden, por ejemplo, me quedé mirando la precisión de las luces traseras, que en un espacio de un centímetro (calculo) tienen dos colores de plástico, el cuadradito del catadióptrico pintado y con borde cromado y la base de la óptica, también cromada, y hasta el burlete de goma!
    Por delante, las luces también son perfectas, se advierte la textura del transparente!
    Por delante me encanta que tenga trabas para poder abrir el baúl.
    Y el aplauso final para las ruedas empatadas con los relojes del tablero, no sé qué me gustó más.
    Una belleza, te felicito!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Siempre ves todos esos pequeños detalles, lo cual hace justicia a todas las fotos que subí. Me alegro te haya gustado!

      Borrar
  3. Belleza pura, el interior sorprende, el 600 no trae mucho y preparado para competir pierde el casi nulo confort que tiene.
    Sin embargo nacen detalles nuevos como el instrumental y demas elementos mecánicos.
    El interior de las puertas me llamó ala atención, las imaginaba mas peladas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Teniendo en cuenta que tiene un solo parasol, estimo que para alivianar peso, quizá el tapizado de las puertas hubiese merecido eliminarse también.

      Borrar
  4. Yo también me habría enamorado del modelito a escala. El acabado semi-mate es formidable y ese motor metido como con calzador se le ve genial con esos tubo de escape; y eso que yo soy mas de los muscle cars!
    Te felicito, excelente pieza para tu colección.

    Saludos!!

    ResponderBorrar
  5. El fitito, ese interesante compañero de tantas familias en el mundo (iba a acotar en Argentina, pero son varios los países que lo tuvieron surcando sus calles y rutas) y ansiada base de modificaciones varias de resultados diversos, gente que, como bien se menciona, le ponían un palito o le modificaban las bisagras para que fuera pistero, los que le cegaban el frente anulando el agujero y sacando el frentín, etc, carroceros reconocidos que se dedicaron a hacer versiones exclusivas (desde el "cortado Jolly" hasta diversos proyectos mas profundos)y derivados industriales como el 800 de 4 puertas (SEAT), 770 y 800 Vignale de estas pampas, hasta la que, creo, es la última modificación, el 133. Sin olvidar que, aún actualmente, hay categorías de autos que los tienen entre sus filas. Obviamente, manteniendo, aproximadamente, su casco original, Don Carlo fué quien mejor interpretó la forma de ponerle chimichurri, consiguiendo muchos éxitos deportivos con sus escorpiones. Cabe aclarar que se me frunciría cierta parte del cuerpo a mas de 200 km/h en una bolita, por mas preparación que tenga, aunque bien me gustaría tener uno en el garage.
    Creo que sería redundante hablar de la calidad de Auto Art, buenas proporciones, excelente calidad de armado, detalles hermosos (solo ver la calidad de la traba del baúl, con sus remaches, etc, basta para graficarlo), precisión en llantas, asientos y demás elementos son para apreciarlos poco a poco e ir descubriéndolos paulatinamente, quizás, como menciona Antonio, los cinturones están para ver que lo fabrican y desarrollan humanos y no marcianos, no por feos o malos sino por estar un escalón abajo de la perfección que destila el resto. Por mi parte, estuve por hacer esta variante en el 1/8 de Salvat, pero, con mas cordura, me conformé con hacer el 850 TC, en el que las modificaciones eran menos complicadas que en este (por trabajo, bastante me llevó hacer el "facilongo" sino todavía estaría en la faena, además que, el bestezuelo este implicaba cambiar sentido de apertura de puertas. Como siempre, felicitaciones por los autos que presentás y un abrazo. Luis

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias don Luis, me gustaría ver ese Abarth 1/8 debe ser impresionante!! Un abrazo.

      Borrar
    2. Te trsto de pasar fotos x fb

      Borrar