lunes, 30 de agosto de 2021

VW 1600 "Última Edición" (2003) - Schuco 1/18

Reseñar al VW Escarabajo, (o Vocho, Beetle, Fusca etc. como se lo llamó en distintas partes de mundo) no es tarea sencilla.
Implica resumir nada menos que 65 años de producción, a lo largo de los cuales se alcanzó la descomunal cifra de 21.529.464 unidades fabricadas, superando en más de 6 millones a la del mítico Ford T.
Lo mismo sucedería si en nuestro hobby pretendiéramos coleccionarlos, enfrentaríamos un gran desafío, no solo por las variantes que sufrió el auto en sí durante su prolongada vida, sino también por la infinidad de fabricantes de réplicas (en sus distintas escalas), y de juguetes que hubo a lo largo de todos esos años (¿quien no ha tenido un VW de juguete en su infancia?). Por dicho motivo una colección de Escarabajos sería casi infinita, pues constantemente siguen apareciendo nuevos modelos.
Ciertamente esa colección sería de las más pintorescas y variadas, aunque esto último suene una contradicción por tratarse de un solo modelo de automóvil.

En mi caso cuya temática es amplia, aunque acotada a dos escalas de preferencia, todo esto se resume a un puñado de modelos representativos de las distintas épocas por las que fue transcurriendo el VW Escarabajo a lo largo de esas seis décadas y media que mencionábamos al principio.

Y he aquí que el hecho que me motivó a comprar este modelo que estoy por mostrar, fue justamente que se trata del “ultimo”. No hay otro auto cuyo fin de producción haya significado un hito semejante a éste, quizá lo sea en un futuro el Toyota Corolla, y no por obsolescencia tecnológica como fue el caso del VW, sino porque sea fagocitado por el fenómeno SUV que va acabando de a poco con todos los sedanes y familiares.

El VW “Ultima Edición” fue una serie de 3000 ejemplares salida de la única planta que en ese momento aún lo producía, la de Puebla en México, en el año 2003. En Brasil se había dejado de producir en 1996. Los únicos colores de esta edición fueron el celeste y el beige.

En nuestro país no fue un vehículo muy popular, se importaron unidades de Alemania en los años 50 y 60 y una partida de Brasil a fines de los 70 y principios de los 80. Es decir no fue un auto tan masivo como por ejemplo un Fiat 600. Curiosamente la Kombi sí se produjo localmente.

De esta última serie llegaron 50 unidades importadas por VW Argentina y fueron vendidas casi exclusivamente a coleccionistas antes de tocar suelo argentino.

La réplica es de Schuco en 1/18, y como es de esperar el detallado y acabado es de primer nivel. Es que a diferencia de otras marcas, Schuco no nos abruma con cientos de novedades cada año sino que su lema podría decirse que es “poco pero excelente”, y así me lo demuestran las piezas que tengo de esta marca, que es una de las que me hace querer a este hobby cada vez más. Hasta ahora es de las pocas que no ha sucumbido a la moda (low cost) de resina/molde sellado, como ya desgraciadamente lo han hecho AUTOart y Minichamps, pero cuyo ahorro no reflejan para nada en los precios, los que al contrario aumentan con regularidad.



Schuco sigue firme en sus raíces de vieja escuela, de generaciones ofreciendo moldes en metal, y con todas las funcionalidades posibles de incorporar.


Las líneas de carrocería son perfectas, los huelgos entre partes móviles sumamente realistas, y la pintura aplicada en forma impecable sin el más mínimo defecto.
Las rejillas de ventilación trasera perforadas en el metal, nada simulado.


Las bisagras exteriores son un clásico en este vehículo.
Esta edición final adopta llantas del color de la carrocería, con tapacubos cromados, al igual que las manijas de puerta, espejos y el borde del estribo, completando con unos neumáticos con banda blanca, en un guiño a los años 50 y 60.


El interior conserva todo lo rústico del auto original, combinado con elementos más modernos como el volante (visto en otros modelos de VW como el Gol o la Saveiro), los asientos con apoya cabezas y una radio con reproductor de CD.
El resto sigue siendo lo espartano de siempre, con un instrumental básico, y carente de todo elemento de confort adicional. 



Una pequeña placa en la tapa de guantera da cuenta de la "Última Edición", y es una de esas singularidades que el dueño cuidará y exhibirá con orgullo
Schuco no dejó ningún detalle de lado, incluyendo el matafuegos en su lugar correspondiente.


Y hablando de pequeños detalles, no solo los pestillos de cierre de puertas están impecablemente resueltos sino que además los cristales tienen grabado el VIN (número de chasis/identificación) en cada uno de ellos. Un extremo al que solo Schuco se puede animar.



El cuarto trasero añade el soporte para el criquet, y ya debajo de la tapa vemos por primera vez en esta escala un motor boxer VW correctamente representado, ya que muchos fabricantes lo resuelven con una simple máscara formada, no es este el caso ya que es un verdadero motor en 3D, con todos los accesorios incluyendo correas, filtros, mangueras etc.
Es cierto que su disposición ahi abajo no hace que se luzca todo el esmero puesto en él, pero es bueno saber que ahí esta y no falta nada.


Llama la atención la salida de escape única, acostumbrados a la clásica doble de estos autos, con ese sonido tan particular.
Hay que decir que su ejecución en metal pulido es una preciosura, y le da un realismo inusitado.


Por el lado delantero, esta última edición incorpora como homenaje nuevamente el escudo de Wolsfburg en la punta, y el logotipo VW en la otra de la bagueta cromada que recorre la tapa (que en este caso corresponde al baúl).
La manija de apertura cromada es de gran finura, lo mismo que los delicados brazos de los limpiaparabrisas, en color negro.


Debajo encontramos un detallado interior de baúl, con los depósitos de líquido de frenos y lavaparabrisas y una rueda de auxilio extraíble y sin taza, como corresponde.


Volviendo a lo que comentaba del motor, aquí se aprecia bien en su conjunto integral desde abajo, y Schuco vuelve a dar cátedra del detalle replicando además todo el chasis, sistema de suspensión y piso, sin dejar de lado las cañerías de freno en delicadísimos conductos.
Incluso asoma la bocina debajo del frontal del lado izquierdo.


La tapa lateral de carga de combustible está tan bien hecha que da la sensación de que se podría llegar a abrir, pero no es más que una precisa marca en el molde, la justa para lograr el efecto deseado.


Unas últimas panorámicas para terminar de apreciar esta belleza, a mi entender estamos no solo ante el VW mejor replicado hasta el momento en esta escala, sino también como dije al principio el hecho de ser el último le da ese aura especial, el fin de una era, de un ícono del automovilismo, que se fue por la puerta grande y como tal merecía un modelo del tenor de Schuco que le hiciera justicia.






14 comentarios:

  1. Aplausos..
    La miniatura está soberbia y nuevamente aplaudo que sea en die cast. 5 estrellas para Schuco y espero que aparte de ser el último "Vocho" no sea el último die cast..
    El escape único es por el convertidor catalítico que estaba pegado al silenciador casi como en una sola pieza. Y el sonido del motor era muy distinto e inconfundible al del convencional anterior con dos escapes.
    Yo tuve 3 VW escarabajos y entre ellos tuve el Firebeetle del 94 que para mi ha sido el mas hermoso de todos, pero hubo muchas mas versiones aquí muy buenas como el Jeans de los 70's. Sencillos pero bonitos, todos.
    Que me gusto que me da este post por ser un auto tan significativo para mi y muchos mas por aquí y por que regreses a compartirnos tu magnífica colección.

    Saludos !!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Eddie, buen dato ese respecto al escape, ahora le encuentro el sentido a dicho cambio.
      Mientras escribía la entrada sabiendo que era un modelo mejicano enseguida pensé en que te iba a agradar, aún sin saber que tuviste nada menos que 3 vochos, asi que de ésto puedes dar cátedra.
      Saludos y gracias por tu comentario!

      Borrar
  2. Ya te digo, encima con la placa de matrícula en español!!

    SCHUCO, una de mis marcas preferidas... viendo estas miniaturas uno se reafirma en ello. Puede que te acuerdes del que yo tengo a 1:43 en color gris plata, de una serie especial, pues bien, creo que es una de las diez mejores miniaturas que tengo sin dudarlo un momento.

    Gran y preciosa pieza, de un coche que además siempre queda muy "pintón" en miniatura y que a todos gusta.

    Saludos!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Asi como con el modelo me acordé de Eddie, cuando puse Schuco enseguida recordé que siempre ponderas a esta marca por sobre todas las demás, y con justa razón, estos tipos sí que saben hacer buenas miniaturas.
      Abrazo!

      Borrar
    2. y con VW debiste acordarte de mi!

      Borrar
  3. La última edición, el buen tino de agendarla es reflejo de una mente conocedora.
    Es que en el momento, en caliente, hay piezas que no muestran el verdadero valor por ubicuas, pero para zorros viejos de historias repetidas el futuro es claro.
    Seguirán saliendo versiones del escarabajo pero es muy poco probable que la última edición sea una opción.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es cierto eso, seguirán habiendo nuevas versiones, pero no creo que nadie se ocupe nuevamente de la última (esperemos jeje)

      Borrar
  4. Sin lugar a dudas uno de los iconos del automóvil de la Germana junto con el Golf, esta pieza esta de padre, mires donde mires solo son detalles con un color que le sienta mejor aún.

    Enhorabuena por ella

    Saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Pau, la verdad es que como dicen ustedes "es una pasada"
      Saludos!

      Borrar
  5. Es una belleza!
    Se nota el esfuerzo para hacer una pieza cojonuda, de antología!
    Me tuviste con la marca en los vidrios y el estéreo.
    Y las fotos también están impecables, si hasta parece que fueran del vehículo real, por ejemplo el exacto grado de brillo/transparencia de las ventanas!
    Una delicatessen!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Tal cual, todo tiene un grado de realismo asombroso. Ojalá sigan haciendo cosas así.

      Borrar
  6. Cuantas pasiones generó el escarabajo, siendo sencillo, estéticamente nada destacable (vale para el fitito, la rana , R4 y alguno mas), lo que se dice belleza exótica, que , después de verse mucho, generan simpatía, es mas, hace tiempo, conseguí un lote de autitos, evidentemente de un fana de VW, y, entre los muchos escarabajos, hay escalas diversas, calidades para elegir, obviamente está Herbie, hay teléfono y mouse escarabajo, adornos varios, como para el campeonato, mas allá de los que se han vendido (o están para hacerlo), en "aduana" me quedó un split 1/12 de sun star que es un lujo. Que decir del laburo de Schuco, es tal la calidad que, aún con macro, sigue destilando perfección, los detalles, la pintura, la precisión, ese detalle del vin grabado es una locura, esta gente, aún de un auto sencillo (desde ya que es mas fácil poner detalles en autos con tablero de nogal, muchas insignias y demás detalles), hacen una joya. En el lote que comenté, hay una T1, que parece mentira como sacarle el jugo a la espartanidad hecha auto, los de Schuco lo hicieron. El único detalle que les criticaría es que usaron de auxilio la misma rueda que las titulares, y, para usarla sin taza, tendría que haber tenido las formas de la rueda desnuda (relieves, agujeros, etc) pero es solo para que quede en "nada mas" que un 10, sino era un 11. Felicitaciones por el modelo. Saludos. Luis

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Luis, gracias por tu comentario. Asi que tenés el 1:12 de Sunstar, debe estar muy bueno! Respecto a la rueda de auxilio, es cierto, le hubiese faltado la llanta desnuda, aunque eso implicara una matriz extra solo para eso, pero si lo hizo Maisto en los 90, por qué no entonces Schuco? Saludos!

      Borrar