martes, 30 de marzo de 2021

Alfa Romeo Giulietta SS (1961) - B.O.S. 1/18

Los inicios de la serie Giulietta en Alfa Romeo se remontan al período post II Guerra, cuando la casa con sede en Milano decide pasar de ser una industria de bajo volumen dedicada principalmente a las competencias, a aprovechar el incipiente desarrollo económico de Europa tras la contienda, produciendo automóviles a mayor escala pero con motorizaciones más pequeñas aunque de alto desempeño.

Es así como surge toda una saga de modelos en varios formatos de carrocería, a partir de 1954 con el Sprint (dos puertas coupé) diseño Bertone, Berlina (sedan cuatro puertas) y en 1955 el Spider (dos puertas convertible) diseño Pinin Farina (todavía llamada así, separadamente).

Toda la serie presentaba carrocerías autoportantes, frenos a tambor, suspensión delantera independiente con tracción trasera con eje rígido.

La motorización era en todos los casos un 4 cilindros 1.3 litros doble arbol a la cabeza, un solo carburador Solex para las configuraciones "Normale", y Weber doble para las "Veloce", que montaban los Sprint y Spider.

Mientras toda la mencionada gama era la producción normal de Alfa Romeo para distintos mercados, la marca siempre reservó un espacio para las ediciones especiales, esas con diseños más radicales y que han dejado una huella indeleble en el historial de Alfa Romeo, como es el modelo que nos ocupa, el Sprint Speciale, salido del tablero de Franco Scaglione cuando trabajaba para Bertone.

Este modelo se presentó en 1957 pero recién debutó en 1959 en el circuito de Monza, luego de haberse construido las necesarias 100 unidades iniciales para homologar por la FIA.

Esta hermosa carrocería lograba un asombroso CX de tan solo 0,28, siendo su construcción de acero mientras que sus puertas y capó eran de aluminio.

En 1963 toda la gama Giulietta pasó a denominarse Giulia, creciendo el cubicaje de los motores a 1.6L

El Sprint Speciale se produjo hasta 1966, en un total de 2800 unidades, repartidas en partes casi iguales entre Giuliettas y Giulias.

La miniatura es de la firma Best of Show, en escala 1:18, hecha en resina en una serie limitada, numerada 143/1000 siendo hasta hoy la única marca en reproducirla en esta escala.

La calidad como se aprecia en las fotos es formidable, con un excelente trabajo de pintura y un molde perfecto, que hace verdadera justicia a tan bello diseño exterior, diría que es uno de los pocos casos en que prácticamente no se echan de menos las aperturas pues uno se queda casi hipnotizado viendo esas líneas tan fluidas y armónicas.

Detalles como ese deflector aerodinámico delante de las escobillas con las proporciones adecuadas dan cuenta del esmero puesto por el fabricante en la reproducción.

No obstante y gracias a la buena calidad de las transparencias, y su amplia superficie, se puede apreciar un interior fiel a la sencillez del prototipo, sin grandes lujos.

Es difícil decir "el Alfa más lindo", todos lo son por igual, algunos se destacan más, otros menos, éste sin lugar a dudas da que hablar y no hay nada ni parecido en otras marcas, representa una época de oro del diseño italiano y de la casa milanesa.


Una pieza que se destaca entre el resto de la fauna alfística de la vitrina, que desde ya tiene un lugarcito asegurado dentro de ese pequeño conjunto que todos tenemos llamado "favoritos de mi colección".

9 comentarios:

  1. Desde luego que echaron el resto, vaya miniatura preciosa! No me extraña, viendo el modelo real a poco que pusiesen ganas les tenía que salir "de dulce".

    No sabe uno donde mirar, por que el color rojo te "golpea" al principio y es como si lo llenase todo; pero luego vas viendo la forma (mravillosa forma!) y acabas rendido. Los italianos en esto no tienen rival, concebían sus coches deportivos como esculturas al viento. Por cierto, alucinante el dato del Cx, es un valor cercano al de un eléctrico actual. Sobre todo si se piensa en el tiempo en que fue hecho.

    Bravíssimo, Julián! Una pieza que sería de las primeras en tomar en caso de terremoto.

    Abrazos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Coincido con lo del rojo, es tan potente que lo domina todo a primera vista.
      Casualmente, tu última frase estuve a punto de ponerla en la entrada, ante una emergencia formaría parte del Arca de Julian seguramente :).
      Abrazos!

      Borrar
  2. Leí toda la nota pero el ruido de fondo estuvo hasta el final: Los limpiaparabrisas como se mueven?

    El deflector es una maravilla!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Usted mira el árbol y se pierde el bosque. No es tan dificil imaginar que mientras uno sube, el otro baja, nada de otro planeta.

      Borrar
    2. Pero no chocan a medio camino? Deben tener algo especial en su movimiento.

      Borrar
  3. Poco puede añadirse a lo ya comentado. Tanto por el vehículo real como por la propia reproducción. Cuanto más la miro, más síndrome de Stendhal me viene.

    He visto lo que piden por internet por esta Julieta, y la verdad, que vale cada céntimo pagado. Y mejor que no tenga aperturas, porque yo creo que un modelo en resina no es apto para esos menesteres. Así ya está perfecta.

    Un saludo.

    Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias estimado, el tema de aperturas en la resina es porque el material no permite atornillar bisagras al ser muy rígido y quebradizo ante la presión. De todas maneras el acabado externo tampoco invita a manosearlo mucho, de hecho para tomarlo lo hago siempre con guantes de latex para no dejar huellas de dedos en la pintura.
      Saludos y gracias por pasar!

      Borrar
  4. Lo miré de frente y me encantó, pero cuando llegué a la parte trasera me enamoré. Bellísimo, me recuerda noséporqué al Porsche 904 y la Ferrari Dino. No conocía la marca Best of Show, gran trabajo.
    Abrazo!

    ResponderBorrar
  5. Me resulta difícil salir de la escala 1/43 para comprender la dimensión 1/18. En la escala chica, uno acepta disimular algunos aspectos y ya sabe que no existe el transparente perfecto, o que el brillo nunca es total.
    Por eso, al apreciar un modelo grande (sobre todo si tiene esta calidad), se mueren todas las concesiones, es como mirar un auto 1/1.
    Acá el transparente es realmente transparente, el reflejo no miente, el brillo es tan real que se puede tocar. Qué importa que no abra la fucking puerta? Es perfecto así como está, no necesita nada!

    ResponderBorrar