viernes, 22 de diciembre de 2017

Chevrolet Corvette C2 Grand Sport (1963) - Exoto 1/18

Los ingenieros de GM seguían insistiendo en proyectos para carreras de endurance (Le Mans sobre todo), con el objetivo de vencer a los equipos tradicionales, pero como continuaba vigente la prohibición que comentáramos en las notas anteriores (Corvette Sting Ray y SS) GM no permitía este tipo de emprendimientos que la comprometieran y la expusieran a multas con el gobierno.
Por ese motivo, un grupo de ingenieros se pusieron a trabajar en forma clandestina dentro de las mismas instalaciones de GM, bajo la protección o vista gorda de sus superiores que estaban tanto o más entusiasmados que aquellos con la idea, aún a riesgo de ser descubiertos y quedarse sin empleo.
Es que el lema era ganar el domingo, para luego vender el lunes.

Es así que el ingeniero en jefe de Corvette Zora Arkus-Duntov obtuvo de parte de su jefe Semon Knudsen (Gerente General de GM) un presupuesto reservado así como un lugar secreto dentro de las instalaciones para desarrollar el prototipo. Duntov era especialista en mejoras de chasis y puesta a punto de Corvettes para competición, siempre eludiendo los límites que GM les venía poniendo en todo lo relacionado con participar en carreras. En este caso modificando un C2, la flamante generación presentada el año anterior.


Duntov quería ponerse a prueba con los (hasta ese momento) imparables Shelby Cobra, y eso hizo en la Nassau Speed Week de 1963. No solo batió a los Cobra, sino que también a las Ferrari, que volvieron humilladas a su casa. Pero la gloria duró poco, GM se enteró de esto y e instó a Duntov a retirarse, vendiendo a equipos privados los 5 ejemplares hasta ese momento producidos y (se supone) destruyendo un sexto en proceso para que no queden dudas de la orden impartida.

Años más tarde Carroll Shelby le confesó a un colaborador cercano que no hubiese podido competir contra este Corvette y ni de cerca llegar a la gloria que obtuvo con sus Cobra de haber continuado en competencia dicho auto, concebido de una forma muy diferente, chasis tubular recubierto muchísimo más rígido, así como mejor motor y mejores frenos.
Interesante confesión de un hombre que hizo su reputación gracias a los Cobra.

La miniatura es de Exoto en 1/18, de fines de los 90 en versión "works" es decir prototipo de pruebas sin decoración.
Como suele hacer esta marca, produjo infinidad de variantes, incluso de las miles de réplicas (escala 1/1) que posteriormente se hicieron de este auto copiados de los prototipos originales que pasaron a manos privadas. Incluso hay también una versión roadster.

















12 comentarios:

  1. Ufff, vaya coche para tipos de "pelo en pecho"!

    Es una miniatura casi mítica, la conozco desde hace muchos años de cuando me dedicaba al 18. Por aquel entonces todavía se podían comprar Exotos sin pedir un préstamo al banco, lo de ahora ya es una locura para gente con mucho dinero.

    Sin embargo también sirve tu modelo para ver la gran evolución que la marca ha tenido, cada año perfeccionándose más y más. No digo con esto que tu modelo sea mediocre, si no que los señores de Exoto ya mostraban sus cartas por aquel entonces y destacaban sobre el resto... luego siguieron adentrándose por ese camino y vemos los resultados ahora.

    Excelente Corvette, Julián.
    Saludos, un abrazo y Felices Pascuas amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo de la evolución de Exoto, tuve la suerte de conseguir un XS antes de la explosión de sus precios y es una cosa increíble el nivel al que llegaron. Lástima que se quedaron ahí hace ya más de 5 años (o quizás algunos más) y no han lanzado nuevos modelos, solo han aumentado descaradamente sus precios para luego hacer grandes ofertas con 70% de descuento y terminar pagando lo mismo o un poco más que antes. Realmente no entiendo esa política, y no soy el único, basta con dar una vuelta por cualquier foro de 1:18 y comprobarlo. Un abrazo, y felicidades para tí también!

      Eliminar
  2. Una vez leì que estos bichos tenìan mucha potencia pero fallaban en desmultiplicaciòn y cantidad de vueltas, lo que les daba mucha aceleraciòn pero poca velocidad final, entonces, antes de moficiar relaciones de caja, que seguramente hubiera costado màs plata, le habìan puesto esas ruedas tan grandotas que tiene, serà cierto?
    Me sorprende una mochilita que tiene detràs, aparantemete con un par de canutos de entrada y salida, serà un radiador de aceite?
    Por lo demàs, el modelo es impresionante, Exoto no defrauda, sobre todo en la reproducciòn de motores, un material para cada detalle, una textura para cada material.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaucho, los yankis siempre priorizaron la aceleración sobre la velocidad punta, por los famosos "piques" en los semáforos. Solo tienes que ver las categorías de "dragsters" que tienen... así es esta gente, son sus costumbres y hay que respetarlas :)

      Saludos y Felices Fiestas!

      Eliminar
    2. Concuerdo con Antonio, ahí radica el secreto. Eso que se ve detrás es la batería, puesta ahí para equilibrar un poco los pesos.

      Eliminar
  3. Hermoso coche, que bien pudo ser de calle, como las berlinettas italianas. La maqueta, como todas las que he visto que tenés de Vettes está increíblemente excelente!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pudo haber sido de calle tranquilamente ya hasta rueda de auxilio tiene, tal como lo exigía el reglamento de carreras de endurance. Me alegro te haya gustado.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Impresionante el "Ex choto". Estoy yendo y viniendo sin decidirme entre ese interior alfombrado, y el motor con todo el cable y cañito que uno se pueda imaginar.
    Sobre la prohibición de desarrollar autos de carrera en USA por esos años, seguramente nadie la comentará como "autoritaria" o "staliniana"...
    Lo cierto es que las normas restrictivas sobre el comercio y la actividad industrial, todas discutibles pero ninguna infundamentada, se aplican, aplicaron y aplicarán en todas partes. Con lo cual, la "mano invisible del mercado" y la no intervención del Estado acaban siendo meros versos para la gilada.

    ¡Un abrazo, Master, y feliz Año Nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dificil decidirse entre los detalles y detallecitos en estas piezas. Cuando lo haces, aparece otro y te hace dudar.
      Concuerdo con lo del pseudo libre mercado, te dejan hacer pero hasta ahí, pero claro lo hacen allá y esta bien, ahora si alguien lo aplica aquí lo tildan de comunista y... en fin, mejor dejarlo ahí.
      Abrazo y gracias, igualmente los mejores augurios para el 2018, que al menos aquí no viene nada fácil...

      Eliminar
  5. Tremendo modelo; la parrilla delantera y el baulcito con la goma de auxilio son una delicia. Y la delgada linea azul de las cubiertas...
    Tengo el modelito con el n°2 de Sebring pero en 1/43 de UH.
    Digno hermanito menor de esta bestia en 1/18.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Partiendo de la base de uno de los Corvettes mas lindos solo se puede esperar un atractivo auto de competición.
    La suerte de Shelby fue grande realmente.
    Y como será de buena la miniatura que uno pasapor alto la excelente terminación exterior para meterse al motor o palpar su alfombra en el habitáculo.

    ResponderEliminar
  7. Extraordinario modelo, lo mires por donde lo mires , es una belleza, coincido que es uno de los mas lindos de la saga, como siempre digo este fabricante no escatima esfuerzo en los detalles, una verdadera joya, saludos!!

    ResponderEliminar