viernes, 22 de marzo de 2019

Volvo PV544 (1963) - Revell 1/18


El Volvo PV544 forma parte de una serie de vehículos de pasajeros ideados por la casa sueca durante los años de la II Guerra Mundial a raíz de la escasez de materias primas imperante en esas épocas de contienda, proponiéndose entonces fabricar un vehículo compacto y con una mejor economía de combustible, para con ello atraer las ventas y salvar financieramente a la compañía.


Para 1947 la empresa presentó el primitivo Volvo PV444, el que tuvo una inmediata y positiva recepción por parte del público sueco, y por ende los pedidos comenzaron a llegar en gran cantidad.


Se ganó enseguida una gran reputación de confiabilidad y dureza, aunque su diseño fue criticado desde el comienzo por ser ya antiguo al momento de su presentación.
Recuerda a los autos norteamericanos de fines de los 30 y principios de los 40 con los guardabarros separados del capot y la línea redondeada del techo que cae hacia el baúl por detrás.


En el único aspecto aunque no visible en que sobresalía era en su estructura, que era monocasco (fue el primer Volvo con carrocería autoportante), a diferencia de aquellos con los que se los comparaba, que todavía las portaban sobre chasis indepedientes.


La motorización era un cuatro cilindros, que varió entre los 1,4 y 1,6 litros con solo tres bancadas, pero ya para 1958 cuando se lanzó el PV544, modelo que nos ocupa, los motores alcanzaron los 1,8 litros (denominación B18), con cigüeñal apoyado en 5 bancadas, impulsor que luego se usaría en el P1800.
El cambio de 3 marchas se reemplazó por uno de 4 velocidades, y en 1962 la instalación eléctrica paso de 6 a 12 voltios.


Fuera del aspecto mecánico, los cambios visuales más destacados del nuevo PV544 que permiten distinguirlo de su antecesor son el parabrisas curvo de una sola pieza, que reemplazaba a sendos vidrios planos con parante central, la luna trasera más grande, una parrilla rediseñada, faros traseros más grandes, y en su interior un tablero renovado con velocímetro del tipo cinta desplazable.



El modelo fue muy bien recibido en USA y Canada, al punto de que en 1963 se instaló en éste último país la primera planta de Volvo fuera de Suecia.
La producción se extendió hasta 1965, habiendo salido exactamente 444.000 ejemplares de este mítico automovil.
La miniatura a 1:18 de esta semana es un modelo de Revell, que tengo desde principios de este milenio, traído desde Alemania en los albores de Ebay.


Personalmente me gusta mucho, no solo por lo icónico del automóvil que representa, sino también por su buen molde, calidad de pintura, cromados que resistieron el paso del tiempo, y en general sus cuidadas terminaciones.
Hay que ponerlo en contexto con otras marcas del momento como Bburago o Maisto, mucho más toscas en algunos detalles, y con una AUTOart apenas incipiente que todavía no había alcanzado ni por asomo los niveles que hoy conocemos.


En ese sentido Revell tenía un catálogo muy reducido pero a la vez muy cuidado, prueba de ello es que habiendo cumplido la mayoría de edad esta réplica todavía se defiende muy bien entre sus pares actuales.
 

viernes, 15 de marzo de 2019

Toyota Land Cruiser FJ40 (1968) - Triple 9 - 1/18


El Toyota Land Cruiser FJ40 es el resultado de la evolución del primitivo Toyota BJ, cuyo propósito inicial fue al igual que el Jeep Willys, ser un vehículo militar liviano y todo terreno. La guerra de Corea, a principios de 1950 creó una demanda que no podía ser abastecida a tiempo por la Willys, razón por la cual el gobierno de los EEUU solicitó a Toyota la fabricación de 100 unidades con especificaciones iguales al norteamericano.


Un par de años antes, 1948, surgía en UK el Land Rover , primero para uso civil y luego adaptado al uso militar.
El BJ original era más largo y más potente que el yanki, ya que montaba un 6 cilindros naftero con árbol a la cabeza de 86HP, y tracción a las cuatro ruedas, pero a diferencia de aquel no tenía caja reductora.


El vehículo tuvo un éxito tal que la policía japonesa puso una orden de 268 unidades y lo adoptó como patrulla oficial.
Durante la década del 50 se incorporaron muchas mejoras mecánicas y de variedad de carrocerías para distintos usos, entre ellos también el de bomberos.
Estas evoluciones dieron lugar a las nuevas generaciones J20.


Hacia fines de los 50 la serie 20 se comienza a fabricar en Brasil, con el J25, denominándose Bandeirante, siendo éste el primer modelo Toyota fabricado fuera de Japón, de 1958 a 1961 montando un motor de la marca serie F y de ahí en adelante como J40 hasta 1968 utilizando un motor Mercedes Benz OM324.


Mientras tanto en Japón Iniciada la década del 60, aparece la J40 con motorizaciones más potentes, y por primera vez recibe la caja reductora aunque manteniendo las 3 velocidades.

A mediados de esa década, el FJ40 era el vehículo Toyota más vendido en USA.
Aparecen luego versiones diesel, y chasis largos en pickups, station wagons, etc.


La denominación F corresponde al motor naftero ahora de 93HP.
Para 1973 ya se había alcanzado la cifra de 300.000 vendidos
Se importó en USA hasta el año 1983, y por un año más a Canadá.
En Brasil el FJ40 se produjo hasta 1981, y también en Venezuela como Toyota Macho.


El modelo que presento esta semana es de la novedosa marca Triple 9, primer ejemplar en mi colección y de la cual no he ahondado mucho aún en sus orígenes.


Teniendo en cuenta su coste me decepcionó en algunas cosas, como por ejemplo no tener capot de motor practicable, con lo lindo que sería ver un motorcito Toyota a escala!!, ni tampoco dirección, sumado a que las ruedas de ambos trenes están unidas solidariamente a ejes pasantes, que aunque están fuera de la vista quizá sea el aspecto que más me desagradó pues bordea muy cerca de la frontera del juguete, pese a que por su delicadeza y terminación exterior claramente no lo es.


Se trata ni más ni menos que de un ahorre de costes, injustificado creo en esta escala que nació para mostrar lo que las menores no hacen o hacían, y lógicamente pagando por ello un precio acorde.
Pero esto es así desde la irrupción de la resina en el ámbito de las miniaturas, que muchos fabricantes rápidamente adoptaron, y cuya fragilidad no hace aconsejable el manipuleo de aperturas.
Pero no es éste el caso, pues sigue siendo metálica la reproducción.


Pese a lo comentado, su aspecto es impecable y creo que le hace buena justicia a este legendario utilitario.
Si somos fanáticos del Land Cruiser, dentro de los cuales me incluyo, hay una opción más en esta escala en la marca Cult Scale, pero es carísima e igual de miserable en cuanto a funcionalidades pues no tiene ninguna, aunque sí en cambio dirección. 
Sin embargo y siendo puntilloso, ambas se complementan pues aquella es una versión posterior que ya trae los característicos pilotos sobre las ruedas de forma cuadrada, mitad blanco y mitad ámbar.

Hay luego otras versiones que ofrece Triple 9, una con softop y ruedas normales, otra con hardtop y ruedas ensanchadas en versión standard, y la que escogí y presento que es de tipo safari con portaequipaje de techo, accesorios y luces adicionales.


lunes, 4 de marzo de 2019

Tractor Renault R3042 - Universal Hobbies 1/16

Retomo una vez más este blog, que por falta de tiempo últimamente tengo bastante abandonado.
Durante ese lapso, lamentablemente un querido colega y amigo virtual, Pablo Marinig, dejó este mundo en noviembre pasado.
De ahí que consideré que el mejor comienzo sería un homenaje para él desde este humilde sitio, eligiendo en su memoria una temática de la que también soy entusiasta, y gracias a ella lo conocí: los tractores.
Aunque jamás pueda llegar al conocimiento en la materia y a las habilidades de Pablo en lo referido al aspecto artesanal modelístico, me nutrí de algunos de sus trucos para meter mano y mejorar modelos comerciales, algo en lo que sin dudas era un maestro, prueba de ello su extensa lista de modelos intervenidos que puede verse aquí en su blog, que allí estará siempre para deleite nuestro.
Nos quedó en el debe un encuentro personal, me hubiese encantado, pero el destino no lo quiso.
Vaya entonces este modelo para que lo veas donde quiera que estés amigo Pablo, que por cierto ya nos habías compartido aquí pero en su versíon 1:43.



Renault R3042 (1951) - Universal Hobbies 1/16


No hay mucho para agregar a lo que allí se narra respecto a la historia de este veterano tractor, fruto del resurgimiento postgerra de la Renault, ya iniciados los ´50 en manos estatales bajo la famosa "Régie", y la reconversión de la planta de Le Mans ahora dedicada a la división "Agriculture"


Fue el primer producto de dicha planta, en realidad fue el R3041, que solo difería en que aquél no traía levante hidráulico trasero como el R3042. Sólo los designados con terminación par lo traían. 

Se construyeron otras variantes, numeradas del R3041 al 45, difiriendo además de lo comentado del enganche en que las tres últimas eran de trocha más angosta, dedicados a cultivos especiales.

Todos ellos estaban impulsados por un motor naftero, de 4 cilindros refrigerados por agua de 2.3 litros que erogaban unos 35HP a 1800 RPM

Aquí la principal ventaja de esta escala grande, y que me hubiese encantado compartir con Pablo, es que mediante la remoción de los capots laterales se aprecia la mecánica hasta el último detalle, como es costumbre en Universal Hobbies.


Además de la dirección operativa mediante caja de transferencia simil al real.


Es un modelo realmente pequeño, pues así era el real midiendo apenas 2,62 mts.
Llama la atención la corta distancia entre ejes lo cual lo haría muy maniobrable, para girar en lugares estrechos.


Otra singularidad, que luego se haría característica en la marca, es el caño de escape por debajo, algo que el 95% o más de los tractores lleva por encima del capó.
En esta foto y la siguiente se lo alcanza a divisar del lado derecho.


Se fabricó entre 1949 y 1955 en total unas 15000 unidades.

El modelo como vemos es una auténtica joya, no hay por donde meterle mano, asombroso nivel de detalle y terminaciones.

Para el cierre, y como lo hacía nuestro amigo, les digo:
Hasta la próxima!



viernes, 18 de mayo de 2018

Nissan Skyline R34 (1999-2002) - AUTOart 1/18

La historia del Nissan Skyline arranca en el país del sol naciente allá por 1955, es decir bastante antes de que las más recientes generaciones lo hicieran conocido, en gran parte gracias a las películas.

En un principio era un auto familiar, sedan de 4 puertas, al que luego le fueron agregando versiones coupé y más tarde deportivas. Acompañando dichos cambios se fue migrando de las mecánicas iniciales de 4 en línea hacia las de 6 en la misma disposición, pero adicionando turbos simples y posteriormente dobles, lo que hizo que se destacaran por su desempeño, siendo a partir de 1974 que se empieza a usar la sigla GTR y a participar de las competencias locales de Japón.

Desde fines de los 70 sus principales rivales fueron el Mazda RX7, la Toyota Supra, y posteriormente en los 90 el Honda NSX


Sin entrar en tediosos detalles técnicos y mecánicos del que justamente este auto tiene innumerables variantes, solo comentar que el modelo de esta semana corresponde a la décima generación, entre 1999 y 2002 y fue quizá la más apreciada y aún deseada, pues es el símbolo de la ingeniería japonesa al crear un automóvil capaz de competir con otros coches que podían llegar a costar más del triple de su precio. También se ha convertido en uno de los preferidos por los fanáticos de los automóviles de altas prestaciones, ya que al quitar las restricciones del motor y realizar algunas modificaciones éste puede entregar más de 800 cv (para ajustarse a la normativa japonesa, el GT-R venía capado de fábrica).

Además, este coche fue específicamente creado para el mercado japonés, por lo cual no cumplía con la normativa europea o americana de emisiones de gases, y tampoco era posible cambiar de lado al volante pues la disposición mecánica lo impedía, con lo cual esto contribuyó aún más a convertirlo en un vehículo de culto.


La Miniatura

Siendo de AUTOart, es de esperar ver (pese a sus ya tres lustros encima) terminaciones de máxima calidad, tanto en pintura, insignias en fotograbado, tapizados e interiores de primera, lo que convierte al conjunto en una pieza finísima, y que hoy día resulta difícil de hallar por esas cosas de la marca y sus tiradas cortas como ya es usual en gran parte de su ya extenso catálogo.











sábado, 28 de abril de 2018

Porsche Carrera GTS (904) (1964) - Minichamps 1/18

Estimados colegas y amigos,
Volvemos al ruedo, luego de un largo cuarto intermedio en gran parte motivado por la caída del Photobucket, sitio en el cual yo subía las fotos para luego por medio de links compartirlas en distintos sitios.
Desafortunadamente, esta gente sin previo aviso hizo caer todos los links y la mayoría de mis entradas quedaron huérfanas. Esto sinceramente me molestó muchísimo y me desmotivó a seguir, dado que aún tengo mucho por hacer para remontar todas y cada una de las entradas, muchas de las cuales ya las restablecí subiendo las fotos a blogger directamente.
Esperemos ahora que no haya más sorpresas de este tipo, ya que por lo visto en este mundo digital uno no es dueño de nada, y nunca se sabe con qué se vendrán en el futuro.

xxx xxx xxx

Ahora sí, vamos al modelo en cuestión, el Porsche 904, auto que se produjo entre 1964 y 1965 con la idea del retorno de la marca a las competencias pero esta vez al campeonato GT de la FIA, luego de su retiro de la F1 a fines de la temporada 1962.
El diseño, idea del nieto de don Ferdinand, Butzi Porsche, marca el inicio de un concepto diferente en la construcción utilizando por primera vez los materiales livianos como fibra de vidrio, con chasis metálico debajo, dejando de lado el aluminio utilizado en anteriores modelos como el 356 Carrera Abarth o el 2000GS.



La idea era un vehículo polivalente, tanto para carreras en pista GT hasta 2 litros como para rallíes, y el concepto, a la sazón muy exitoso, dio lugar al desarrollo a lo largo de la década del 60 y principios de los 70 de posteriores modelos mayores como el 906 o el mítico 917.
Este pequeño bólido en sus diferentes versiones de competición montó motores desde los 1.5 Lts con 4c boxer; 2ts 6c boxer (904-6) y V8 de 2lts. (904-8)


Como dato curioso su denominación (para las versiones de calle) tuvo que cambiar de 904 a Carrera GTS debido al mismo conflicto de marcas que se dió con el 901, luego renombrado como 911. Peugeot tenía registrado como marca de autos aquellas que tuvieran un 0 (cero) en el medio, por lo que luego de una demanda judicial la firma francesa salió beneficiada.

Finalmente, y bajo requerimiento para la homologación ante la FIA se produjeron 120 unidades de calle, y justamente de eso se trata el modelo a 1:18 de Minichamps que presento hoy.




La Miniatura

Me atrevería a decir que este pequeño Porsche está entre mis preferidos de los producidos por la prestigiosa firma de Aachen, pues capta con una singular naturalidad (muy Minichamps es cierto) las preciosas y delicadas líneas de este auto, haciendo gala de una matricería, pintura, detalles y terminación realmente asombrosas a un coste (en aquellos tiempos, hace 17 años...) que hoy no alcanzaría ni para un mero modelo sellado (vg. sin aperturas ) y muchas veces plásticos como hoy nos ofrece. Una pena la involución que hemos tenido en este aspecto los coleccionistas ya veteranos con marcas que en su época eran sinónimo de non plus ultra.

Sumado a la calidad, tenemos un auto con un diseño realmente brillante a mi gusto, muy de los 60 que recuerda entre muchos otros a las Dino 246, Alfa Romeo TZ, todos iconos de una época dorada del diseño inconfundible e individual, ya lamentablemente desaparecida en pos de la masificación al punto de casi no poder distinguir prácticamente los autos entre sí en cualquier competencia moderna, o mismo en las calles.