jueves, 30 de noviembre de 2017

Chevrolet Corvette Sting Ray Racer (1959) - AUTOart 1/18

El Sting Ray Racer de 1959 surge como proyecto privado de Bill Mitchell (Vice Presidente de G.M. y Jefe de Diseño de 1958 a 1976).


Durante una visita de 1957 al salón del automóvil de Turín, su buen ojo fue atraído por una forma baja, optimizada agresivamente sobre un coche de carreras miniatura. Era un Fiat, puesto a punto por el famoso preparador Abarth y estilizado por el carrocero Pininfarina. Tenía un perfil muy bajo y redondeado, forma conocida como "streamliner" con cuatro distintivos repuntes por encima de cada rueda que permitía al resto de la superficie del cuerpo ser muy bajo.


Arriba: 1952 Alfa Romeo Disco Volante, y algo que a Bill Mitchell le llamó mucho la atención, la línea de cintura alrededor de todo el coche que une las partes superior e inferior, que se convertiría en un elemento importante del estilo de los Sting Ray Racer 1959 y el Corvette C2.

Ese momento crucial - centrado en los repuntes por encima de las ruedas - conducen a la creación del Sting Ray Racer y a cambiar para siempre la historia del Corvette.

Como dijimos al principio fue originalmente concebido por Bill Mitchell, este proyecto no llevaba ninguna identificación GM, Chevrolet ni Corvette. Esto se debía a una normativa vigente a fines de los 50 en USA que prohibía la competición, así como toda publicidad en autos relativa a velocidad, performance y carreras, aduciendo cuidar la seguridad pública, pero lo que realmente perseguía era reducir la ascendente espiral de costos de la industria.

Años después, y ya superada esa prohibición, el prototipo fue adquirido por GM, fue pintado de plata y presentado en el salón del automóvil de Chicago 1961.
Se añadió también un parabrisas del pasajero. La insignia, la misma que utiliza en Corvettes de 1963, fue agregada en 1961.


La Miniatura

Pertenece a la primera época de AUTOart, principios de los 2000, caracterizada por un gran apego a las formas y los mínimos detalles, lleno de aperturas y piezas separadas e incluso perforadas como puede notarse en las ventilaciones de capot y parrilla, todo en metal y a un precio competitivo.

Virtudes a contramano de lo que es hoy la marca, modelos en "composite" (una forma elegante de nombrar a la resina), sin aperturas y a precios prohibitivos que desalientan no solo al recién iniciado en este hobbie sino que ahuyentan y también a los veteranos como nosotros que a la vuelta de los años ya no nos pueden engañar de semejante manera vendiendo gato por liebre.





 








17 comentarios:

  1. Qué bonito! Podría ser perfectamente el coche de un superhéroe del cómic!

    Los precios de los 1:18 se han "subido a la parra" tal cual dices, ése fue uno de los motivos por los que abandoné esa escala y me pasé al 1:43. Me dí cuenta de que las piezas de esta escala, si eran de calidad, también me producían sensaciones parecidas a las de los 1:18 y ahorrándome gran cantidad de dinero. No obstante, si tuviera mucha cantidad de billetitos te aseguro que volvería a comprarlos!

    De todas formas, que yo sepa en AutoArt siguen con el metal según veo nuevos productos que van sacando. Eso si, más cerca de los doscientos euros que de los cien.

    Tu modelo lo conocía de hace mucho tiempo y hoy en día es una pieza buscada, así que respétalo como se merece! :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio! Sí, AA sigue con el metal pero salvo alguna (rara) reedición los nuevos en ese material vienen sin aperturas. Minichamps en cambio está reeditando viejos moldes pero ahorrándose los paneles móviles.
      Los únicos que siguen el tradicional diecast son Norev, que incluso ha levantado mucho la vara respecto a años anteriores sin aumentar sus precios tan escandalosamente como AA, y Schuco, pero claro su catálogo es mucho más reducido en variedad.
      A todos mis modelos los cuido y respeto jaja, más aún estas rarezas. Saludos!

      Eliminar
    2. Hay muchos que siguen con el metal, como BBR, CMC, Kyosho, SCHUCPO y muchas y buenas marcas chinas especializadas en coches modernos. Estas son las que me vienen a la cabeza. La resina, en mi opinión, da más fidelidad al molde que el metal y sale más barata (aunque NEO creo que no piensa igual y los cobra caritos) por lo que parece que ése es el camino a seguir en un futuro... de todas formas creo que el diecast tiene mucha vida por delante ya que permite piezas móviles con mejor efecto y aguantan mucho mejor el paso del tiempo.

      Saludos!

      Eliminar
    3. Sí, no me puse a hacer una lista exhaustiva, solo mencioné algunos de los más generalistas, por supuesto CMC sigue en el metal, y ya que viene al caso parece que siguen teniendo problemas de "zinc pest" no se si viste en el FB uno del grupo Diecast Arena con un camión Bartoletti con signos de zarpullido superficial....mala señal... no dan el punto con la aleación estos chinos, o se les contamina en alguna fase del proceso, qué se yo, mejor ni voy a mirar el mío para no amargarme...
      BBR que yo sepa eran de resina, salvo que ahora hayan cambiado, al menos las Ferraris que he visto lo eran.
      Saludos

      Eliminar
    4. Yo solo tuve un BBR, un Ferrari de la Panamericana, seguro que lo viste alguna vez, y era de metal con muchas aperturas (y traía correíllas de cuero). Una maravilla...

      Y es para matarlos a los de CMC si te compras un Bartoletti (recordemos que andan sobre los 700 euros) y le salen "ronchas"... qué depresión. No quiero ni mirar las fotos.

      Saludos!

      Eliminar
  2. No conocìa (o no recordaba) la historia de este diseño, mucho menos la inspiraciòn europea.
    Aunque hay que decir que si hubieran visto la serie Meteoro, se ahorraban el viaje a Italia.
    Y tampoco sabìa que el modelo no hubiera sido GM.
    El modelo es una delicia, me encantaron los escapes laterales con la mancha en el nacimiento por la alta temperatura, y las rejillas sobre el capot, son filigrana pura.
    Vale el comentario para lo que se ve adelante, tras la parrilla.
    Y me quedò la duda con los cosos sobre el baùl, no alcanzo a ver si son agujeros o insertos, tenès idea què son?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj, Meteoro creo que se inspiró en este auto justamente.
      En cuanto lo que te encantó, claramente refleja tu nivel de observación, pues son junto al interior lo que más sobresale en esta miniatura.
      Lo del baúl son salidas de aire.
      Abrazo!

      Eliminar
    2. Me temo que fueron los de "Meteoro" quienes se inspiraron en el modelo, la serie no se hizo hasta unos veinte años después, creo.

      Eliminar
    3. esperaba el comentario de antonio,
      es cierto,
      meteoro vino despuès

      Eliminar
  3. El Mach 5 pero sin picos!
    la serie es casi tan antigua como el auto y definitivamente se debieron inspirar en esta maravilla.
    El quemadito de los escapes es muy real..
    Maravilla el auto y maravilla la miniatura.
    Amigo, cada entrada tuya de estas vale por 20.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios Eddie, me alegro que sea de tu agrado!
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Maravilloso, tanto el color como "la frutilla del Corvette AUTOart": su caño de escape. Y la parrilla delantera. Y la...
    Gran miniatura.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan! la verdad que es muy vistoso por donde se lo mire. Abrazo!

      Eliminar
  5. ¡En fin! Salgamos a tomar un poco de aire (esto va de mal en peor) y fijémonos en algo gratificante.
    Me llamó la atención que siendo un grácil deportivo, tenga también una apariencia tan sólida : con esas superficies inclinadas por arriba y abajo de la línea de cintura recuerda a un auto blindado de reconocimiento.
    Con las fotos del interior y de las aperturas practicadas queda certificada la excelencia del modelo, pero como a varios, el tornasolado de los escapes me emocionó ; se me piantó un lagrimón.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese efecto del escape se lleva el ojo prácticamente en el acto. Siendo algo que con tan poco suma tanto, sin embargo no se suele ver seguido en otras miniaturas con los escapes expuestos, incluso en marcas de mayor pedigree y costo.
      En mi colección creo que alcanza con una mano para contarlos. Es realmente para destacar.
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Yo contento venía para decir que era el auto de meteoro... Ya lo dijeron todos y me toca andar de nuevo por camino de tierra.

    El auto en sí para ser del año 59 es una barbaridad, formas, estilo y futurismo, pero lo admirable es que es un futurismo adelantado, un futuro al estilo 70 pero 10 años antes!
    Después de años de coleccionar nacionales puedo decir que si no me dedicara a los mismos me dedicaría sin lugar a dudas a los prototipos...

    Imagino estantes donde pondría éste auto al lado de un Carabó y podría continuar la saga con un Dogo para seguirlo con un Peugeot 504...

    No... no puedo dejar de coleccionar nacionales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso por comentar tarde, hubiese sido primero y tiraba la primicia del Mark 5. Quedaría bueno al lado del 504, seguro jajaj.

      Eliminar