viernes, 11 de agosto de 2017

Honda S800 (1966-70) - AUTOart 1/18

Siguiendo con la saga de roadsters japoneses luego del Datsun Fairlady 2000 , esta vez le toca el turno al legendario Honda S800, un pequeño convertible que fue la culminación de una serie iniciada en 1962 aplicando la experiencia adquirida en el campo de las motocicletas.
Es así que deciden incursionar en la producción de pequeños autos con mecánicas provenientes directamente de aquellas, incluso hasta en su transmisión por cadena, que abandonó recién con el modelo que nos ocupa esta semana, a diferencia de los antecesores S360, S500 y S600
Dichas siglas en todos los casos aluden a la cilindrada, el común denominador era motores muy pequeños, pero que giraban bien por encima de las 8000RPM y que en el caso del S800 con 4 carburadores Keihin lograba una potencia de 70CV, lo que unido a un casco muy liviano catapultaba a este mini bólido hasta los 160 Km/h.



Se produjo en dos tipos de carrocería, coupé y convertible, siendo esta última la más vendida y por ende la de mayor difusión.
El primer deportivo de Honda será recordado por su particular sonido gracias a las altas RPM de su impulsor, quienes lo oyeron lo comparan en versión estandard con una aspiradora, o bien con una turbina de jet cuando estamos ante uno preparado para competición.


La Miniatura

Otra delicatessen que nos trae AUTOart, logrando captar toda la esencia de este legendario Honda hasta en el mínimo detalle.
Como en otras oportunidades, y gracias a piezas separadas que vienen en el empaque nos brinda la posibilidad de lucirlo con su capota abierta o bien cerrada como en la última foto, por supuesto que sin su techo deja relucir el impecable interior, marca registrada que pese a la costumbre no deja de sorprendernos en cada nueva realización.

















4 comentarios:

  1. El pequeño gran auto!
    Es notable còmo Honda ya ponìa su impronta desde este primer auto.
    Y el modelo le hace justicia, es otro pequeño gran modelo.
    Pero si tengo que elegir, me quedo con el motor, una pequeña usina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada dia me gustan más estos japoneses de los 60, hay una gran cantidad de modelos que no conocimos ni en figuritas...
      Me alegro te haya gustado.

      Eliminar
  2. Ahhh, qué bonito! Estos "japos" me pueden, de verdad. Conocía esta miniatura pero en blanco, nunca la vi en amarillo "pollito" pero da igual, le sienta francamente bien.
    Te felicito por ella y por el buen gusto, Julián. Aunque siempre que entro por aquí lo hago con una mezcla de pena y disfrute, la escala al 18 me recuerda tantas cosas...

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio! Es lo que le decía al gaucho, a mi también me pueden los japos de esos años, me alegro te haya gustado, en cuanto a la nostalgia te entiendo, hay modelos que son insustituíbles si uno quisiera cambiar de escala, y creo que éste sería uno de ellos.
      Saludos! y que sigas disfrutando la estancia en Nerja!
      Abrazo!

      Eliminar