lunes, 10 de octubre de 2016

Chrysler Turbine (1963) - Yat Ming 1/18


Desde el año 1954 Chrysler venía experimentando con la idea de incorporar a los autos de uso diario una turbina para impulsarlos.
Pese a lo costoso del desarrollo y los materiales empleados en su construcción las ventajas frente a uno de explosión interna eran notorias: mantenimiento reducido, la vida del motor mucho más larga (80% menos de piezas en movimiento que en un motor convencional), sin dificultades de arranque a bajas temperaturas, no era necesaria la refrigeración del motor y un funcionamiento absolutamente libre de vibraciones, pudiendo además hacerlo con gran variedad de combustibles sin verse afectada su fiabilidad, desde nafta, gasoil, kerosen, JP-4 para aviones, biodiesel, alcolhol, etc o cualquier mezlca de ellos sin necesidad de reajustes.
Todo esto resultaba en una drástica reducción del peso final del coche y así por tanto el consumo y las emisiones.

Estando todo lo suficientemente desarrollado y probado como para poner el prototipo Turbine en la calle Chrysler produjo en 1963 50 unidades del auto, equipado con una turbina de 4ta generación que desarrollaba 130CV a 45700!!! RPM, unida a una transmisión automática de 3 marchas.

Las carrocerías fueron especialmente diseñadas y armadas a mano por Ghia en Italia, y luego enviadas a los Estados Unidos para la colocación de la mencionada planta motriz a reacción. Todas ellas ya venían pintadas en un característico color cobre
El vehículo poseía mandos tradicionales, pero su diseño era de vanguardia con detalles tanto interiores como exteriores que hacían referencia a elementos de su impulsor como por ejemplo rotores y tubos de salida de gases.
Se hizo la entrega a modo de prueba a 50 afortunados conductores, que luego se irían rotando con el tiempo hasta completar 4 por auto totalizando así unos 200 testers, para quienes su única misión era usarlo cotidianamente e ir anotando en registros especiales las millas recorridas, consumo, tipo de combustible (ya que podían echarle cualquier cosa) y todos los datos requeridos por Chrysler que servirían para conocer el comportamiento de los vehículos en la vida real.

Todas las opiniones de quienes los probaron durante meses y por miles de millas fueron favorables, el porcentaje de averías fue reducido, solo algunos casos en los frenos que no requirieron mucho tiempo en resolver más que el insumido por los técnicos en viajar al sitio donde estuviera el auto y repararlo.

El mito de los gases calientes que supuestamente emitía hacia atrás y podía llegar a quemar a otros vehículos o personas es totalmente infundado ya que gracias a los dos intercambiadores de calor específicamente desarrollados los gases salían a una temperatura aún menor que en un vehículo convencional.

Pese a los buenos desempeños y resultados, el proyecto fue finalmente abandonado siendo las razones hasta el dia de hoy materia de debate ya que por un lado se dice que los altos costos de producción lo hicieron inviable para una Chrysler que en los albores de los 70 estaba en serios problemas financieros, por el lado técnico el motor si bien era económico en relación a su desempeño no estaba lejos de un V8 de la época lo cual no justificaba dado el escaso valor del combustible en ese momento. Algo más crítico era el tema de su reacción al pedal de acelerador, que no era tan instantánea sino que tenía un “lag” de 1 a 1,5 segundos hasta que la turbina entraba en régimen, lo que en algunas situaciones podría ser hasta peligroso.

Finalmente las normas ambientales le dieron la estocada final pese a que sus valores eran mejores que en motores a explosión pero las emisiones de oxido de nitrógeno tenían valores por encima de lo permitido.

Así finalmente los prototipos fueron destruídos, salvándose solamente 5 o 6 para museos y para la propia Chrysler, los demás terminaron en la compactadora. Internamente el proyecto siguió en desarrollo hasta 1979 cuando fue abandonado definitivamente.


La Miniatura

Otro más en la serie de autos “revolucionarios” como los dos anteriores, también de Yat Ming como el Toronado, cabiéndole por ende los mismos elogios y críticas que a aquél, un ejemplar impecable en formas, con su color bronce perfectamente replicado, y con todos y cada uno de los detalles característicos allí presentes sin dejar nada de lado dan como resultado una réplica única en su escala.

Mi ejemplar acusó luego de casi una década conmigo un prematuro deterioro de los cromados de los pilares “A” en forma de pequeñas manchas negras, algo inherente a la calidad de los mismos que ya he visto en otros casos más antiguos de esta marca que, sabemos, no deja de ser de bajo coste pese a que en sus últimas épocas mejoró muchísimo como bien lo atestiguan varios de los modelos recientes entre los cuales encontramos este hermoso ejemplar del Turbine.

 








Por el lado del motor es todo sencillez, el compartimiento delantero es el filtro de la toma de aire, atrás en negro la turbina y a sus lados en cromado sendos regeneradores que al girar mueven los órganos secundarios del motor (alternador, bomba de dirección, etc) y además cumplen la función de enfriar los gases de escape.
En este caso los bajos merecen la pena apreciarse dada su peculiar configuración en la que enormes salidas de gases recorren el largo del vehículo, ya enfriados como comentamos al principio a un punto tal de salir a menor temperatura que la de un vehículo convencional.






21 comentarios:

  1. Las unidades que fueron destruidas se debió a que en conjunto representaban muy altos costos anuales de impuestos al ser considerados autos de importación, ya que sus carrocerías estaban hechas en el extranjero. También se decía que sus emisiones olían según el combustible que se le agregara, siendo a veces hasta agradable cuando era algún licor o similar el agregado.
    Te felicito por tan bello modelo de tan apasionante auto.

    Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El factor de impuestos no fue el determinante ya que lo único importado era la carrocería, y además eran solo 50 unidades. De acuerdo a lo que leí los prototipos se destruyeron primero porque al venderlos Chrysler se vería obligado a mantener una red de servicios y partes de repuesto cuyo costo sería inviable para un número tan reducido, y por otra parte para evitar cualquier contingencia en la que se viera involucrado uno de estos vehículos en manos de particulares, lo cual dañaría la imagen de la Corporación.
      Gracias Eddie por pasar y comentar!

      Eliminar
  2. Muy buen trabajo de Yat Ming. Sólo le reprocharía la falta de sombreado en esa grilla de malla tan fina que en alguna foto pareciera una superficie lisa. El auto es un fenómeno en sí. Y lo que más me llama la atención de su extravagante diseño son las pseudo aletas de turbina que rodean las ópticas delanteras.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es tan fino el mallado que no me animé a sombrearla por temor a que al limpiar los excedentes me barra lo de abajo, habría que hacerlo con mucha paciencia y creo que lo voy a encarar ya que ganas no me faltan jajaj
      En el resto coincido, es un diseño fuera de serie. El frontal sin esas aletas de los faros sirvió de inspiración a los Valiant (o Dart en algunos paises), no así la cola que aun en un auto convencional hubiese sido muy interesante.
      Saludos!

      Eliminar
  3. De este auto siempre me fascinó el diseño, aunque uno no tenga idea de lo que encierra el capot, las líneas del auto gritan "turbina" en forma expxlícita.
    Me quedé pensando en la turbina girando tan rápido, me pregunto si no habría algún efecto giroscópico o momento de fuerza que modifique el comportamiento.
    Por otra parte, creo que en una turbina el torque depende de las rpm, no es constante como en un motor eléctrico, por lo que este motor necesitaba una caja de cambios, un convertidor de torque automático o algo por el estilo.
    La miniatura da gusto, es un must en cualquier colección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La turbina giraba a 45K pero tenía un tren de engranajes reductores que lo reducían a la entrada de la caja a unas 4500 más o menos como en un V8.
      No tenía ningun efecto por el giro, de hecho era sumamente estable, buscá el video de Jay Leno que tiene uno y le apoya un vaso de agua a la turbina en marcha y permanece quieto como si fuera arriba de una mesa.

      Eliminar
  4. Había ecrito como 14 líneas de comentarios y noto cambiado el fondo, click derecho, ver imagen de fondo, ahí está sisisi, esta cambiado, bueno volvamos a terminar el comentario...

    Never! Viejo pavo cuando voy a aprender que si estornudas perdés el comentario, NUNCA NUNCA lo pude recuperar.

    Veamos lo que me acuerdo:

    Primero felicitaciones, veo que la coleccion "Nuestros queridos autos revolucionarios" tiene más salida que la otra de los kioscos. Ayer léi la del Toronado y hoy ya me tiene con el Turbine, si sigue así me dedico a leer y no escribo más.

    Vamos con el auto

    La primera del auto, el color esta errado no es cobre, el Gaucho ya certificó el color como "Dulce de Batata" entrando en la cartilla de colores como "Batata Gaucha Alpina" para el clarito y "Batata Tempestad" para línea de competición.

    La segunda del auto: que lindo sería ser tester, nunca fuí elegido tester, ni de una bicicleta fui tester!

    La primera del modelo: El color es mas serio que el auto real, incluso más creíble, extraño realmente

    La segunda del modelo: Me fuí derecho a buscar el capot abierto a ver como cuernos estaba la turbina en su interior, hay algo, parece que estubiera dispuesta de costado como motor de Fiat Duna...

    La Tercera del modelo: Que buenos los caños de escape, chatos, anchos, extraños como el auto mismo y sobre todo dando solucion técnica a un problema específico y no como el resto de la carrocería que es cháchara.

    La cuarta del modelo: cuando se lo ve de abajo es más visible la turbina, ya puedo agarrar mi taza de café en paz.

    La quinta y última: Las parrillas don distintas, habrá Turbines distintos? Siendo experimental y desprovisto de un sistema de refrigeracion bien podría ser factible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me jugó malas pasadas así el blogger, por eso me acostumbré a antes de darle "enviar" a un comentario a hacer "copy" por las dudas, siempre dije que esta plataforma es nefasta y no entiendo cómo Google no la ha hecho más amigable pues permanece sin cambios desde su origen prácticamente.
      Vayamos al modelo, la primera el color hay varias fotos en la net y en todas aparece con tonos diferentes, más alla de eso el color del modelo parece adecuado a un promedio de lo visto.
      En cuanto a la segunda, no, la turbina es longitudinal, es muy cortita solo lo que se ve en negro, mientras que lo que ves a los costados (cromados) son dos rotores que giran por los gases de escape, y tienen la misión de enfriarlos y de paso hacen mover órganos auxiliares como alternador, bomba dirección etc.
      El tercero coincido con el escape aunque no en que la carrocería sea cháchara, al contrario, es un excelente diseño y no en vano es italiano...
      En referencia a la quinta, la parrilla no es distinta sino que le falta un sombreado que el modelo no trae pues la malla es muy fina y como le dije a Diego en su momento no me animé a meterle mano, voy a ver si retomo el desafío y lo dejo como dios manda

      Eliminar
    2. Me refería a que en la carrocería en la parte trasera se aprecian como boquillas de turbina obviamente falsas ya que los gases sale por esos hermosos escape, es decir, estéticamente es irreprochable, funcionalmente todo ficticio.

      Eliminar
    3. Aaaahhhhora síiii, explíquese mejor hombre!

      Eliminar
    4. Con respecto a los comentarios en Blogger ...marcha otro pavo pa' la granja , y algo mas viejo .

      Eliminar
  5. Hermoso auto, y lo conocía por haberlo reproducido Hotwheels en 1/64, hará unos 5 años atrás.
    Lo de parrilla estoy seguro que lo vas a hacer en breve (se como sos de perfeccionista, jaja!). En cuanto a los cromados que decís que acusaron el paso del tiempo, no te animas a darles un toque con fibra plateada ? Se vende una marca Simball de doble punta (trazo normal y pincel) que la recomiendo sin dudas, es plateado 100%, no color gris. yo lo haría sin dudas, ademas un 1/18 es mucho mas fácil de retocar que un 1/43.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo voy a intentar lo de la parrilla veremos como resulta.
      Voy a probar esa fibra, no la conozco gracias por el dato, y al contrario en 1/18 todo es mas dificil porque al ser más grande se notan más los detalles en cualquier trabajo, es como ver una foto en una pantalla de 5" versus en una de 42", en cual de las dos la ves pixelada?

      Eliminar
  6. Había escuchado hablar de este auto , pero no me imaginaba que hubiera llegado a un estado funcional tan avanzado . Y los inconvenientes que tenía eran propios de las turbinas de esa época .Con las actuales de doble flujo , se acabaría la lentitud de respuesta , se bajaría la cantidad de contaminantes (con un combustible normalizado), y ni siquiera se tendrían que preocupar mucho por la temperatura de los gases de salida . Ya mirando lo que son las turbinas para modelos radiocontrolados , da para pensar lo que se podría hacer para un coche .

    El auto me gusta a pesar de su cola . Ahí me parecen que se fueron de viaje , y me recuerda mucho a un juguete de lata que tuve . Pero se puede perdonar por lo apasionante del proyecto .

    La miniatura es un testimonio impagable , del tipo que más se desea en una coleción . Tiene representados todos los rasgos que uno quisiera mostrar al hablar del auto , incluyendo ese precioso color cobre.
    Y viendo precisamente este color , y el de los anteriores Avanti y Toronado ...¿Por qué no usan esas pinturas en 1/43 , en vez de la acostumbrada basura con brillitos ? ¡Sacre bleu!

    ¡Ay vecina , mire , no me puedo ir sin darle consejos , que aunque no le sirvan , a mi me dejan contenta ,vió!
    Para el sombreado de la parilla se puede usar tinta china . Se pueden hacer mil pruebas , y si no convence se retira , pero por ser de base acuosa no va a atacar el fondo cromado . Después de varios días sin tocar se vuelve permanente .
    El marcador de tinta plateado es una buena opción . Otra opción es el Humbrol Metal Coat 27 002 ; aprovechando que el parante es recto , se puede enmascarar el parabrisas , y aplicar con pincel de una sola pasada . Después de dejarlo secar 20 minutos , se lo frota con un pañito sin pelusa , y levanta brillo metalico .
    En una tradicional casa de ferromodelismo en Libertad casi Alvear , que seguramente Ud. conoce , lo tenían en existencia .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Master!
      Si, con los avances de hoy en las turbinas sería otra cosa, de todos modos no creo que fuera viable producirlo en gran escala.
      Respecto al auto y su cola es cierto, había un modelo de chapa nacional marca Gorgo que tenía esa forma trasera, se llamaba Veloflech, somos jovatos sí señor!!!
      Voy a tomar tu consejo de la tinta china, que por cierto no tengo y tendré que ir a comprar, espero no hacer enchastres como en el colegio jajaj, el Humbrol metal cote lo tengo hace añares en tres tonos 001 002 y 003 (casi negro), lo que sí confieso es que nunca lo froté, saldrá el genio?
      Abrazo!
      Abrazo!

      Eliminar
    2. El 27 003 es ideal para imitar pavonado .
      Dele al trapito con fé ,y de fondo póngase un tema de América : "You can do magic".

      Eliminar
  7. Por ahí vi en Youtube un documental sobre este modelo, era curioso verlo en acción, inconfundible con su color cobrizo. Cualquiera diría que era algo salido de los Thunderbirds, me imagino que en su época causaría sensación (pero menos que la del prototipo movido por energía nuclear...).

    El modelo lo conocía y siempre me encantó, se nota que el original no cayó en saco roto y fue inspiración para otros modelos. Esto lo captó bien el fabricante de la miniatura, el molde me parece muy bueno y lo de los plásticos que comentas también me ocurrió a mí en algunos HW61.

    Muy bueno y complementa muy bien a la serie "yanki" que últimamente nos estás presentando, Julián.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio
      Hay un video de Jay Leno muy bien explicado, sobre una unidad que tiene en su colección te recomiendo verlo.
      Seguiremos con algunos yanquis más que ya tengo fotografiados, asi que preparate.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Hermosa esa trompa sin radiador, lo que hace que sea diferente a la gran mayoría de coches. Y la cola "turbinera", lo mejor del coche. Una pena que haya desaparecido así de pronto, y que la mayoría de las unidades haya pasado por la compactadora.
    Sobre la lenta reacción al pedal de acelerador, es algo similar a lo sufrido por el primer y segundo Renault Turbo, el RS01 de 1977/8/9, y el RS10 de 1979. En circuitos trabados como Mónaco, Jean Pierre Jabouille decía que era imposible manejarlo...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan!
      Es cierto, el efecto del retardo en la reacción debió ser parecido a lo que experimentaban esos F1, las turbinas desarrollan todo su potencial a pleno régimen, no en las fases inferiores como un motor aspirado normal.
      Abrazo!

      Eliminar