lunes, 17 de octubre de 2016

Cadillac V16 Fleetwood (1938) - Signature Models 1/18

Durante años, más allá de la búsqueda constante de superar a la competencia, la idea de los constructores de autos de lujo era conseguir suavidad de marcha y par motor.
Eran las épocas previas a las transmisiones automáticas, y la mejor manera de proporcionar aceleración suave era maximizar el esfuerzo de torsión.
Los mejores coches eran los que permitían al conductor seleccionar un cambio alto a velocidad mínima y luego continuar sin el alboroto y las molestias del cambio de marchas.

Así, nació la idea de un motor de 16 cilindros. Como buque insignia de Cadillac (y de GM), fue ofrecido con sólo la mejor carrocería, personalizada y construída a mano por Fleetwood (como empresa dentro del grupo) lo que permitía a Cadillac un control completo sobre la calidad e ingeniería de sus órganos, sin dejar de mencionar claro que los beneficios quedaban también en casa.
La primera serie de V-16  construida a partir de 1930 a 1937 fue un tremendo éxito como abanderado del fabricante de automóviles más grande del mundo. Eran silenciosos pero sumamente poderosos y absolutamente inigualables por la competencia.
Su única contra fue la rentabilidad; se cree que GM perdió dinero en cada uno construido. Esto no es difícil de imaginar, dado que el mercado cayó de miles de unidades al año al principio, a menos de cincuenta coches por año durante los últimos cuatro años. La Gran Depresión golpeaba fuerte, y hasta los adinerados sintieron la necesidad de reducir sus gastos.

La solución vino en 1938, con la introducción de la segunda serie V-16. Mucho más convencional, dejando de lado el complicado y propenso a averías ajuste hidráulico del la luz de válvulas original en favor de una configuración mucho más simple de válvula lateral, en un ángulo inusual de 135 grados - casi horizontalmente opuesto. Ofrecía caballos de fuerza y torque comparables al modelo anterior, en un paquete 120 kg más liviano y menos costoso de construir.
Cadillac sorprendió a todos en octubre de 1937 en el salon de Nueva York Auto sus nuevos modelos serie 90 V-16 revisados.
Estos cambios permitieron reducir por un amplio margen a los precios de 1938.
Se catalogaron doce estilos de carrocería Fleetwood en 1938 y 1939, comprendiendo una gama completa incluyendo coupes, convertibles coupes y sedanes, de entre cinco y siete pasajeros, sedanes y limusinas. Estos últimos fueron llamados sedanes Formales o Sedanes Imperiales, dependiendo de si tenían o no una ventana de división entre la cabina de conducción y la de los pasajeros.
Todo esto dirigido por el joven (y futura leyenda de GM) Bill Mitchell, con rasgos de su otra creación, el Sixty Special que también era nuevo para 1938.

La nueva línea 90 V-16 tuvo su mejor año de producción en 1938 con 315 construido, seguido por sólo 138 unidades de 1939. Con sólo 61 coches construidos en 1940, el modelo fue silenciosamente acallado para de su retiro. Había tenido un buen desempeño, unos 4.400 coches en más de 11 años y dos generaciones de V-16.
Si bien es improbable que Cadillac haya obtenido un beneficio económico de un modelo de producción tan baja, su verdadero valor en prestigio para Cadillac sigue siendo incalculable hoy.


La Miniatura

El ejemplar que hoy presento corresponde a un "Formal Sedan", es decir con vidrio separador entre los pasajeros y el conductor, el que además tiene su fracción de techo desmontable.
La realización de Signature Models es impecable, con un molde perfecto mientras que su pintura, cromados y la cantidad de insertos, piezas operables y removibles lo sitúan en un rango superior al que su nicho de precio pertenece, lo que se dice la relación precio/calidad ideal para tener buenos modelos sin hacer sufrir a nuestra ya castigada economía.










 

14 comentarios:

  1. Majestuoso resultado el realizado en este modelo que esta de lujo el color rojo le sienta como un guante para mi gusto en combinación con la capota e interiores.

    Enhorabuena por él

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Realmente este auto merece la 1/18 , porque tiene muchisimas cosas para mostrar . Algunas leves pero importantes cuando uno las descubre , como los detalles de madera en tablero , puertas y asiento .
    Me impresionó también la pintura ; es una pelicula tan lisa que en la anteúltima foto el reflejo del guardabarros sobre la puerta no tiene la menor distorsión . Me imagino que el efecto en vivo debe ser fantástico .
    Una verdadera delicia .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por lo general los autos antiguos se lucen más en la escala mayor dado que al componerse de muchas piezas individuales les da como un realismo distinto a los actuales, que casi no tienen contrastes ni cambios bruscos de relieve como en las viejas carrocerías.
      La pintura es cierto, y tal como lo destaqué está muy bien aplicada, lo mismo los cromados, si bien es vistoso el rojo lo hubiese preferido en negro creo que estaría más a tono con la estirpe del auto.
      Gracias master!
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Qué bestia! Y cómo impresiona todo en él!
    Pero la parrilla me cautivó... aunque no solamente, también el interior y esa pintura roja tan bonita lo hizo igualmente.

    Estos modelos a 1:18 son alucinantes, pero en mi escala no me gustan ni la mitad.
    Felicitaciones y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Pablo, justamente esta escala es la ideal para estos coches antiguos, en cambio la 1/43 no impresiona tanto amén que por la cantidad de piezas insertas se tornan aún más fragiles que aquellos a la hora de manipularlos.
      Me alegro te haya gustado,
      Saludos!

      Eliminar
  4. No deja de impresionarme el esfuerzo tecnológico para construir un V16, sobre todo en esos años tempranos.
    Tolerancias, maquinados y otras delicias darían luz a cigüeñales y blocks inusitados.
    El modelo hace honor a tanta excelencia tecnológica.
    y lo que más me llama la atención, es el acabado colorado, la suavidad del brillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El motor según leí era como dos V8 juntos y en fila, grande pero sencillo mecánicamente ya que tenía valvulas laterales, lo que llamaban flat head o cabeza plana.
      A todos les llama el color rojo, a mí medio que me cansó quizá hoy lo hubiese elegido en negro, más señorial y acorde al perfil del auto.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Por un momento pensé que se trataba del auto del Padrino, pero no, creo que aquel es de 1939 un año después del tuyo.

    Siempre me gustaron estos coches Americanos y enormes, y también me pregunte si eran difíciles de manejar, me refiero a que eran muy pesados y grandes para doblar, no lo se.

    La miniatura un lujo, le metiste mano a la parrilla, no ?
    Digo porque los Yatming o Road Signature omiten siempre este detalle y dejan ese cromado plasticoso horrible.

    Si es as, te quedo barbara.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran autos grandes, pero como todos los yanquis eran confortables y de manejo relajado gracias al torque de los motores.
      La miniatura está tal cual, no le hice ningún retoque, esta marca es Signature Models no confundir con Road Signature, está un escalón por arriba en todo aspecto, y creo que es otra de las que ya no producen más.
      Saludos!

      Eliminar
  6. En rojo tiene su atractivo y gana por contraste, me iba a sumar a los comentarios pero me hace ruido con los de "formal sedan" digamos que es un tono muy alegre para lo que cuenta por formal. Luego leí tu comentario que hubieses elegido negro...

    Y gris?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me hizo recapacitar es que buscando fotos en la web para hacer este post, rojos no di con ninguno así rojo tal cual, sí de otras versiones como descapotables o sedanes normales. No se si vino gris, negro sí seguro, pero tampoco lo tuve como opción para elegir el dia que lo compré, quizá puestos lado a lado me hubiese traído el otro.
      Uno quizá idealiza esto de que negro es sinonimo de formal, pero vea sino el de whatsapp... se dará cuenta que es pura teoría!

      Eliminar
  7. No creía que el color rojo en un auto de esta categoría se pudiera ver tan bien. Y eso que es la miniatura, por cierto una maravilla.
    El capó abierto se le ve kilométrico !
    Impresionante auto, en todos sus aspectos, el lujo, la mecánica, el V16, la exclusividad, todo.
    Y el modelo, igual, de lujo..


    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eddie! por suerte el rojo a todos les gustó.
      Saludos!

      Eliminar