miércoles, 29 de octubre de 2014

Toyota 2000 GT (1967) - AUTOart 1/18

El Toyota 2000GT fue creado en un proyecto de colaboración entre Toyota y Yamaha, presentándose en el Salon de Tokio de 1965, para luego producirse en serie de cortísima tirada entre 1967 y 1970.

Su propósito era demostrar que Japón estaba a la vanguardia y que podía desarrollar un automóvil deportivo capaz de competirle a los mejores de Europa.





Hoy dia es considerado un clásico en su más puro estilo, con esa silueta curvilínea que recuerda a la botella de Coca Cola, carrocería que está ejecutada íntegramente en aluminio, e incluye faros retráctiles y otro par adicional tras una cubierta de plexiglás en su frente.

Montaba un motor 6 en línea de 2 litros, que equipaba también a su entonces berlina de lujo Toyota Crown, el cual gracias a la intervención de Yamaha fue transformado en twin cam y elevada su potencia a nada menos que 150 cv alimentados por 3 caburadores dobles.

Como nota de color, este auto vio la fama en la saga James Bond, "You only live twice" de 1967, para lo cual se preparó un modelo sin techo, dado que por su estatura, Sean Connery no cabía dentro del apretado techo del coupé.

Esta singular versión sin techo fue solo para la película, ya que nunca se ofreció en variante convertible, además de que sólo se produjeron en total 351 ejemplares de este auto, quizá como para seguir el estilo de las muy selectas marcas europeas con las cuales fue destinado a competir.

Por dicha razón, no es tan conocido como, por ejemplo, un Nissan Fairlady Z.

Según los expertos, es el primer gran coleccionable japonés, y en consecuencia sus cotizaciones alcanzan cifras considerables

La Miniatura


Producida por AUTOart en 1/18 con la misma filosofía del original, es decir en cortísima tirada, no obstante ello y por fortuna pude dar con un ejemplar apenas lanzado, hace justo hoy una década.

Sin embargo, creo que hace muy poco volvieron a reeditarlo.

Las fotos también son viejas, no dispongo del tiempo para renovarlas, pero creo que el modelo bien merece un mejor reportaje, es sin dudas una joya.
















Por último, aunque no muy nítidas, detalle de los dos compartimentos operables a ambos lados de la trompa, los cuales alojan el acceso a la batería y al filtro de aire respectivamente.



12 comentarios:

  1. La joya del abuelo! Jamas lo habia visto en 1/18, si en 1/43 hecho por Delprado y por Kyosho.
    Me encanto, es impresionante el detallado que tiene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste? este mundo es chico, pero grande a la vez.
      Siempre hay algo nuevo.

      Eliminar
  2. el jaguar japonés!
    hace un tiempo vi una nota sobre este auto en una revista local y me sorprendió el mimo y calidad de los interiores, madera, cuero y mucho esmero,
    toda una declaración de intenciones que se reproduce en este modelo.
    me encantaron el interior y el motor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena esa del jaguar japones.
      No se me hubiera ocurrido.

      Eliminar
  3. Maravilloso modelo de Toyota esta de mil maravillas


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Todo tan adecuado y correcto que sobran palabras para semejante modelo, suerte la tuya en dar con él antes que la pasión popular elevará su precio. Otra gloria más a la vitrina y que no se corte!

    ResponderEliminar
  5. Creo que no hubo tal pasión pues pocos supieron que existía, fijate que ni Mauro se enteró, y con eso te digo todo!!!

    ResponderEliminar
  6. Es el "clásico" japonés por excelencia, Toyota perdía incluso dinero con cada uno que fabricaba.

    Yo tuve de AutoArt la versión de competición SCAA norteamericana, uno de los dos era de Paul Newman creo. Mi modelo era más vistoso pero me imagino que la versión civil te atrae más. Era una miniatura que yo estimaba mucho y que vendí de las últimas.

    Es un gran y fino modelo el tuyo también, pero el que es realmente raro y caro es el cabrio blanco de AutoArt.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de competición lo tengo a 1:43, es muy lindo tambien, pero como tu dices lo prefiero de calle para la escala grande.
      El cabrio blanco es justamente el de James Bond, por eso es buscado, como cualquier otro auto de la saga.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Muy bueno, es casi un Jaguar Type E en versión japonesa.
    Me encantaron esos compartimentos operables detrás de las ruedas delanteras.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene sí un aire al Jaguar por lo largo de su capó.
      Saludos!

      Eliminar