lunes, 17 de febrero de 2014

Mercedes Benz L322 (1961) - Schuco 1/18



En marzo de 1959 Mercedes presenta su primera serie de camiones de morro corto.
El cambio de diseño en las cabinas de camiones obedecía a la nueva reglamentación dictada por el Ministerio de Transportes y Ferrocarriles de la República Federal, una ordenación muy rigurosa en lo que a pesos y dimensiones se refería y en el que se hacía un llamamiento al diseño práctico y bien aprovechado, cosa que parece que la generación anterior de camiones (los convencionales) no cumplía.

El L322 fue el escalón básico de la nueva gama de camione
s, de medio peso y con capacidad para 10,5 toneladas, por tanto era un camión de transporte de cortas distancias. En el capítulo mecánico, el L322 iba asociado a un motor OM 321 de 5,1 litros que ofrecía una potencia de 110 cv. 

Está está considerado el mejor camión de su segmento en su época y ello se tradujo en el número de unidades vendidas.
Uno de los factores causantes de su gran aceptación entre los transportistas fue la adopción de una nueva caja de cambios sincronizada de cinco velocidades. Sus condiciones de carga también lo dejaban en muy buen lugar sobre sus rivales, ya que su tara de 3.700 kilogramos más los 6.750 de carga útil le conferían un factor de carga útil de 1:1,8 , el mejor coeficiente de la época.

En el año 1963, Mercedes Benz adopta una nueva nomenclatura para los camiones, dejando de lado la críptica denominación anterior, para basarse en otra más sencilla, utilizando números de cuatro cifras (que aún hoy se utiliza) en las cuales las dos primeras indican el tonelaje bruto total, y las dos últimas la potencia del motor, en decenas de HP.
Por lo tanto, el modelo que nos ocupa, y luego de una potenciación de su motor en aquel año hasta los 130HP, pasaría a denominarse 1113.


En nuestro país, se inicia la fabricación en el año 1965, con los modelos 911 y 1112, primero en camiones, y años más tarde también en chasis para colectivos (autobuses).
En 1967, se inicia la fabricación en serie del camión modelo L1114 con motor de inyección directa, potencia 140 HP, equipado con motor OM 352.

Estos camiones fueron y son muy populares, pues se produjeron por más de 2 décadas, razón por la cual podemos verlos en cualquier camino de nuestro país.


La miniatura

El modelo que nos ocupa hoy es de la marca Schuco, en escala 1:18

Al igual que el Chevrolet 1946 que les mostrara tiempo atrás, es una pieza de gran tamaño y considerable peso, pero más complejo constructivamente que aquél.
Todo esto atenta a la hora de manipularlo, sus casi 3 kilogramos no perdonan errores y es facil estropear alguna fina pieza de su chasis al tomarlo desde abajo. 
Contribuye a eso su factura íntegramente en diecast, es decir cabina, chasis, y caja de carga todo en metal, asi como ambos ejes y bajos.
El plástico solo está presente en el interior, parte del motor, llantas y detallados y acabados generales.

El hecho de poseer este modelo me da una gran satisfacción, recuerdo cuando chico cuánto deseé tener aquella réplica de Buby del 1112 en 1:43 que para entonces para mí era “lo más”, con su dirección funcional, puertas operables y muy detallado, lo logré tener ya adulto y con unos cuantos años de iniciado en el coleccionismo, 
sin siquiera imaginarme que algún dia la escala 1:18 recompensaría con creces tanta espera.

Veámoslo:



Como es habitual, para apreciar su escala, lo comparamos con algo más “tangible”
En este caso, con un Matchbox RW #1, Mercedes Truck



Apreciar un modelo a escala de este tenor requiere una gran cantidad de fotos pues cada rincón esconde hasta los detalles menos esperados.





Este ángulo es de los más vistosos, llanta delantera, el guardabarros con la característica luz de giro, y uno de los clásicos demarcadores de gálibo, en cierto modo heredados de antiguos vehículos con cabinas más estrechas que sus cajas de carga.







Ni un detalle dejado de lado, parrilla microperforada, estrella y contornos en metal cromado, emblema Mercedes en relieve, rejillas de capo auténticas, perno de remolque extraíble, y posapiés en paragolpes con superficie texturada.



La pintura, destaca por su calidad y brillo.





Abrimos la puerta, cuyo cierre es con traba funcional, y apreciamos su interior.

Enseguida nos es muy familiar, a pesar de nunca haber manejado uno.
Por qué? Pues es el mismo torpedo y comandos que lucían los colectivos de los 70, quién no recuerda esta imagen?
Notar el detalle a la izquierda del velocímetro, de las llaves puestas en el tambor de arranque (un poco fuera de foco)







El noble propulsor, cuyo sonido también nos es inolvidable

Apreciamos cómo el motor está semi embutido en la cabina, lo que permite lograr ese morro tan corto.









Desde la parte trasera, apreciamos el resto:


Si miramos bien, tiene hasta el cableado de los faros traseros



Para acceder a la caja de carga, tendremos que quitar la soga perimetral, que pasa por unos ojales metálicos, para luego remover la lona que la cubre:



Es una lona pesada, tan gruesa como una tela de jean:



Movemos las trabas metálicas que sujetan el flanco lateral





Y ya nos podemos subir tranquilos, y cargar lo que haga falta.



La estructura visible es de madera auténtica

Toda la jaula es totalmente removible si se quisiera.
Para ello es posible quitar los 3 arcos metálicos que la sostienen, y podríamos dejar el camión totalmente plano.

Finalmente, volvemos a montar todo con cuidado:

Y una vez terminado, luce tal cual estaba antes:



Por último, y sosteniéndolo con una mano y sacando la foto con la otra, pues no me animo a ponerlo “patas para arriba”, nos damos una idea del chasis y su mecánica.







Quizá me haya excedido un poco con la cantidad de fotos, pero como comenté al principio, cada detalle es único y merece ser mostrado.


Esta versión (coloración) ya está fuera de catálogo, pues es del año 2005/2006, la primera de toda la serie.
Posteriormente se editó en verde, rojo, y marrón claro, existiendo además uno carrozado de bomberos con escalera, hermosísimo y más grande aún.

Como complemento hay un acoplado especial para este camión, que si no fuera por el espacio para alojarlo ya estaría haciéndole compañia!!


No hay mucho más que agregar, ni aún con el más estricto rigor se le puede pedir más a Schuco por esta magnífica pieza, no escatimaron en lo absoluto, no hay ahorro de costos por ninguna parte, ni siquiera en lo que no se ve, cosa que a veces (y más aun últimamente) sucede en marcas de mayor renombre y prestigio.








27 comentarios:

  1. Impresionante maqueta, poco queda para decir, ya lo has dicho todo y las fotos hablan por sí mismas.
    Si hubiera algo que criticar, a mi juicio, es, paradójicamente, la lona. Si bien no puede ser más real, ya que es lona auténtica, las costuras no están en escala 1/18 sino en 1/1 y éso es lo que -viendo las fotos- nos hace saber que estamos ante una maqueta, por el resto de los detalles pareciera un auténtico Mercedes real.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo sucede con autos que tengo con tapizados de cuero, ej. algunos CMC, el cuero tiene la textura y grosor de 1:1 y en cierta forma desentona con el resto de la maqueta.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Julián, ya te dije una vez, ese es EL camión por excelencia, no importa cuantos uno vea, éste es el que quisieramos tener.
    Detalles para tirar para arriba, me mató la foto que se ve el interior de la caja de carga, impresionante.
    Felicitaciones, no creo que haya algun otro modelo como ese por estos lados.
    Guille

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su momento no vi muchos ejemplares, te diría no más de 2 incluyendo el mío, que se lo compré directamente al importador.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Estemmmm bueno.... que decir...

    ME VOY A LLORAR AL FONDO NO ME ESPEREN!!!

    ResponderEliminar
  4. aún a riesgo de resultar obvio, debo decir que estos bichos le dan otra dimensión al coleccionismo, en sentido figurado y literal.
    el detalle de los tubitos de combustible es sencillamente increíble, sobre todo porque lo hicieron pensando que la mayoría de la gente ni siquiera lo va a dar vuelta.
    de ahí para arriba viene todo lo demás.
    esta vez con mayúsculas:
    MIS FELICITACIONES AL CHEF!

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que SCHUCO no se haya dedicado más al 1:18, pues mostraba piezas de mucha precisión y calidad (como ésta). Yo conozco el modelo de bomberos que comentas y es también una obra maestra del diecast, con muchos detalles operativos. Y además no tenían un precio relatívamente caro (la calidad se paga, está claro, pero no era un precio desorbitado).

    Veo que esta serie es vieja conocida de ustedes, en España no se vio apenas pero ciertamente es un camión muy conocido que falta en mi colección, Estoy valorando comprar el altayero, pero me gusta tanto que quizás mejor espere otros tiempos y consiga el de Minichamps cervecero.

    Saludos y que sigas disfrutando la pieza!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una lástima lo de Schuco, los tres o cuatro modelos que tengo de esta marca y escala son muy buenos, y éste en particular no fue caro en su momento, pero no se hoy ya que los precios a nivel global subieron escandalosamente.
      Tengo uno cervecero a 1:43 pero de Schuco también, de la marca "Lowenbrau", no conozco la versión de Minichamps más que la de bombero que también tengo, al igual que la altayera, como ves me gusta mucho este camión y afortunadamente conseguí varias versiones que ya iré mostrando.
      Saludos!!

      Eliminar
  6. Jod..., realmente es una de las piezas mas exquisitas que he visto, no le falta ningún detalle y como bien comentas se nota que no han escatimado en nada, interiores geniales, bajos de 10 y detalles de ensueño. Solo puedo desearte que la disfrutes.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  7. Hola Orange!!!!

    Tardé en comentar, puesto que estaba prendiendo fuego mi colección, y después me fui a llorar con el Cabo....

    Diga la verdad, usted es fotógrafo profesional y saca fotos a modelos reales, no nos engañe más....

    Saludos y felicitaciones!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para tanto, no se haga influenciar por el Cabo que lo llevará por la senda incorrecta.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Vasco te descubrió: nos engañás sacando fotos en un museo de autos reales, y después venís y nos decís que son en escala, ¡cheee!
    Bueno, luego de pellizcarme y darme cuenta que no estoy soñando, sólo puedo decirte que gracias a este camión descubrí que Schuco había hecho modelos en 1/18. Y viendo los tremendos resultados, levanta en mi ideario la considerazación de la marca.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, digamos que lo poco que hizo se esmeraron, me alegro lo hayas descubierto, igual no tienen nada racing a 1:18 no te preocupe.
      Abrazo!

      Eliminar
  9. Hola Orange, que te puedo decir ,te las mandaste con ese modelito, la verdad tiene todo hasta los chapulines(los que van al lado del capo, que por lo demas ¿ sabes para que eran?, pero hay un detalle que no lo tiene. Yo anduve años en un 1518 un modelo igual pero con mas caballaje, trae hasta la muela para el enganche del carro, mmm pensaste lo que le falta,...., la caja de la bateria, que se supone que va al lado del estanque de aire, bajo la cabina, pero eso es un detalle al ver la preciosura de camión, te pasaste muy buena pieza, se agradece ya que aca no se ven en escala, revisa mi proxima publicacion, te gustara. Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis, como estas?
      Los chapulines como tu los llamas, los menciono en el texto, son para referencia del ancho, por las formas de la cabina y el capot que dificultan la visual.
      En cuanto a la batería, me dejaste pensando, con todos los detalles que Schuco le ha puesto no podría faltarle algo tan obvio, pero por lo que estuve averiguando este modelo no traía la batería en el chasis, recuerda que es la primera version del año 1961, puede ser que décadas más tarde la hayan reubicado, pero incluso hoy he visto por la calle algunos ejemplares y prestando atención ninguno tenía la batería allí, desconozco donde la lleva, supongo que debajo de la cabina oculta.
      Un abrazo y gracias por tu comentario, ya me estaré dando una vuelta por tu publicación.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Hola Orange si adivinaste los chapulines eran para el ancho del camion y tienes razon, puede ser que por el año este en el motor mismo ,yo anduve en un 1518 por muchos años y este camion traia la caja de la bateria en ese lugar buscare esas fotos y te las mandare. Un gran saludo y abrazo.

      Eliminar
  10. Conocí este camión hace unos 10 días atrás, lo vi en una conocida casa de hobbies del Microcentro, pero el que vi era el de cabina color rojo.
    Es impresionante, tiene un nivel de detalle alucinante, y tus fotos no hacen mas que confirmarlo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Hola Mauro, sí claro hubo dos reediciones, una en verde claro y otra en rojo, la mía es la primera de todas, ni me quiero imaginar lo que deben pedir hoy en esas casas de hobbie...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Impresionante.. de verdad. Y en 1:18, me derrite.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
  13. que tal .. de donde se consigue esta camion a escala... gracias

    ResponderEliminar
  14. No le falta la batería, en la versión alemana venía debajo del asiento del conductor.
    La batería afuera era parte de las adaptaciones que sufrió el 1112 en la Argentina.

    ResponderEliminar