viernes, 15 de noviembre de 2013

Honda Prelude Mk4 (1991-1996) - NEO Scale Models 1/43

Continuando con la temática japonesa y la factura en resina, hoy vemos la anteúltima generación de la coupé Prelude. De todas ellas, fue la que más unidades vendió en nuestro país, muchas de las cuales circulan actualmente por nuestras calles, fruto de la fiabilidad mecánica que caracteriza todos los autos de esta marca.

Un diseño que aún hoy todavía sigue despertando miradas a su paso:




Ahora sí, la miniatura, también de Neo en 1/43
Como es costumbre, la calidad de factura es de primera.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

El famoso tablero, todo a lo ancho, con agujas del lado conductor y display digital central, toda una novedad hace 20 años...

Imagen

El interior, a pesar de ser negro, se lo ve muy detallado al extremo de incluir cinturones de tela y las rejillas de parlantes traseros en malla metálica.

Imagen

Lo mismo los limpiaparabrisas, en fino fotograbado negro

Imagen



Imagen

8 comentarios:

  1. me impresionan las luces traseras, de lo mejor que he visto.
    las luces delanteras tienen lo suyo pero las traseras realmente parecen de verdad, como si no fuera 1/43

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las luces traseras en este caso son un plus, al contrario de por ejemplo el Taunus que mostré, que eran pintadas, no se si éste es un avance o aquel un retroceso.

      Eliminar
  2. De siempre éste fue uno de mis Honda preferidos! y hasta ahora uno de los NEO que más me gustó, tras los American Excellence. El color es muy bueno también, aunque este coche en negro es espectacular.

    Cuando lo publicitaron, recuerdo que el anuncio decía que estaba pensado para 1999, siendo de 1994 me parece. Y ya lo creo, estaba adelantado a su tiempo! De todas formas la instrumentación digital no era ninguna novedad en Europa ya que desde los 80 muchos Renault o Peugeot la incorporaban, al igual que el sintetizador de voz.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui es un modelo muy deseado incluso hoy dia, hay muchos que estan impecables, y otros (mayoría) cayeron en manos de gente que no puede mantenerlos adecuadamente ya que los repuestos de estos modelos son sensiblemente más caros que los de cualquier otro Honda.
      Lo de la instrumentación digital es cierto que ya en los 80 había autos que la incorporaban, de todos modos en este caso es solo una parte pues velocímetro y cuentavueltas son los tradicionales.
      Saludos.

      Eliminar
  3. No se puede creer hasta dónde ha llegado la evolución de los fabricantes. Cinturones de tela y tapas de parlante de malla de metal!
    Por cierto, un modelo excelente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nada nos sorprende a esta altura, qué será dentro de otros diez años? me veo con la mayoría de los modelos obsoletos en cuestiones de calidad, en fin...

      Eliminar
  4. Dentro de 10 años, se va a cumplir el sueño que yo tenía de chico; me explico.
    Caundo tenía unos 13 o 14 años, como no podía ver muchas de las carreras de la F1 (pasaban algunas por tele, otras no), soñaba con tener en miniatura los diferentes circuitos de F1, y que vinieran con los autos en miniatura. Lo bueno era que me imaginaba sentarme en un sillón frente al circuito, y que se reprodujera, en miniatura claro, la carrera de tal año... ¿Y si en el futuro las miniaturas vienen con movimientos programados? Si, ya se, suena loco, pero si me lo imaginaba hace casi 40 años (que ni existían este tipo de miniaturas) y hoy tenemos estas pequeñas joyas, nunca podemos saber que nos traerá en un futuro este hobbie.
    Pasando al Honda, mi impactó el color, además de esa forma que termina con la trasera elevada (culito parado podríamos decirle).
    Ahora, ya que estamos con el ciclo made in Japan, muestro el que más me gusta de todos:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/09/145-dome-zero-rl81-ford.html
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Nadie sabe lo que nos ofrecerá la tecnología a este ritmo en pocos años.
    Cuando salió el CD uno se entusiasmó e invirtió buena plata en comprar títulos que uno tenía en vinilo y no se podía creer la calidad de audio, y sin ruido!!!
    Hoy, luego de una década y media son un estorbo, pues podrían entrar todos en un pendrive sin perder calidad, quién lo hubiera imaginado?
    Abrazo amigo!

    ResponderEliminar