domingo, 10 de noviembre de 2013

Mitsubishi Sapporo (1978) - NEO Scale Models 1/43

Siguiendo con la temática nipona, como ya dijimos gran mérito de Neo el de incursionar en nichos inexplorados por otras marcas, les presento hoy otro de los autos que allá por principios de los 80 fue uno de los modelos más representativos de esa oleada oriental, el Mitsubishi Sapporo.

Esta coupé, propulsión trasera, estaba basada en la tercera generación del Mitsubishi Galant, 




Si bien se trata de la versión Mk1 de 1978, no tan vista como la siguiente con el facelift de 1980, es una réplica que apenas la ví no dudé un instante y la quise tener.

Pues bien, aqui vamos

Qué mejor que una esquina céntrica de Tokyo para hacerle el test a esta bellísima novedad.

Imagen

Fue objeto de deseo como pocos, allá por fines de los 70 cuando acostumbrados aquí a puros Falcon, Chevy, Dodge y otros dinosaurios sobre ruedas, de pronto aparecieron desde el pais del Sol Naciente, estas bellezas con lo último en tecnología y confort.

Imagen

Ver venir una cosa así cortaba el aliento, con ese gris plata tan característico, creo que fue el color más difundido aquí.

Imagen

A medida que nos acercamos, vamos viendo y distinguiendo los sutiles detalles a los que NEO nos acostumbró.

Imagen

Ejemplo la bagueta metálica, pintada y pegada (no es relieve en la carrocería)
Tampografía "Sapporo" sobre el lateral delantero.
Los cinturones son de tela, y tienen una minúscula hebilla en fotograbado.

Imagen

Las llantas, muy bien logradas, a las que no le vendría mal una ensuciada con agua-negro para darles más realismo.
Otra cosa que llama la atención es la curva de la luneta, es casi imperceptible, debe ser un muy fino acetato en vez de acrílico.
Esto lo hace muy delicado y fino, además de ser más transparente que el acrílico lo que le otorga una apariencia más parecida al cristal que aquél.

Imagen

Vemos tambíen, la tampografia en el baul impecable, solo que la sigla GS-R está patas para arriba, intenté removerla pero está dificil, muuuuy chiquita.... 

Imagen

Los limpiaparabrisas, una delicadeza total.

Y el interior, muy luminoso en tono claro

Imagen

Imagen

Ya terminado el mini test nos vamos, por la izquierda eso si...

Imagen


Conclusiones

Los puntos a favor, además de los que ya detallé en el post:
-Calidad general.
-Fidelidad de líneas ya que la resina copia mejor que el metal el molde.

Los puntos flojos que yo he visto, para que nadie crea que esto es perfecto, son los siguientes:
-Los bajos, totalmente lisos sin detalle, típico de los autos de resina, pero en un 1/43 no lo veo tan relevante como en un 1/18 que sería imperdonable.
-Hay algunos detalles de manufactura, pudo ser mi unidad en suerte, como ejemplo la insignia invertida y algun poro de resina mal terminada.
-El chasis está pegado a la carrocería, si uno quisiera abrirlo para ejemplo mejorar algun detalle o bien limpiarlo si se le metió alguna basura, se corre el riesgo de romperlo en el intento.

Por último el precio es levemente superior a un PMA pero tiene tambíen como vimos muchos extras en microdetalles que a los alemanes no les interesa poner.

En definitiva un modelo altamente recomendable para el entusiasta de esta temática.

18 comentarios:

  1. Para mi gusto el Sapporo fue lejos el japonés más lindo de aquellos años. La maqueta está perfecta. Y eso de los micro apliques puestos al reves, ya veo que está generalizado. Creo que la principal contra de estos NEO tan perfectos, es que no podrían compartir vitrina con las miniaturas más "rústicas". Para mí los NEO tendrían que estar en sus respectivas cajas acrílicas lamentablemente..
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en la apreciación de que el Sapporo fue de los más lindos. Situándome en ese entonces a mí en lo personal me gustaba un poquitín más el Toyota Célica, hoy dia creo que el gusto es parejo.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Buenas tardes señor! Somos de Neo venimos a pagar por la nota a favor! Já! realmente estos señores de Neo no necesitan mucha ayuda para hacerse fama de fabricantes de alta escuela, cualquier modelo responde a ese nuevo estandar de calidad y seguramente obligará a las demas marcas a subir la calidad de sus productos, sin ir mas lejos Schuco ya esta ofreciendo sus primeros modelos en resina.
    Respecto al Sapporo (vehículo real) nunca me gustó, ya que resultaba un gris entre un sedán y un deportivo, como resultado para sedán resultaba un tanto desalineado con las caídas del capot y baúl que buscaban un aerodinamismo algo primitivo... Y para deportivo frente a estilizados Datsuns y Mazdas resultaba algo pesado y bastante morrudo para pensar en su agilidad.
    Ahora la miniatura es una belleza y goza de toda mi simpatía ya que curiosamente un auto feo bien reproducido tienta más que uno lindo bien reproducido, no me pregunte por qué pero es así. Vuelvo a las fotos para envidiárselo un rato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, digamos que a veces la reproducción va por sobre el auto que representa, creo que no coincidimos en el gusto en este caso acerca del Sapporo, eso sí era más linda la versión con facelift de 1980.

      Eliminar
  3. Ya ni me acordaba de este auto, recuerdo haberlo visto en fotos en un libro de "El gráfico" (creo que se llamaba "Auto 1980"). Me gusta su cola, y la miniatura lo representa más bello aun que el real.
    Ahora, ¿cómo te atreves a llamar dinosaurios a los Falcon, Chevy y Dodge? Ten cuidado amigo, los dinosaurios se pueden ofender.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Me olvidé de contarte que siempre tuve la "suerte" de verlo en color amarillo huevo y otras tantas en rojo... Cosa fiera en amarillo laaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, bien feo, buscando fotos para el post llegué a ver algunos.

      Eliminar
  5. yo soy uno de los deseantes de objetos de deseo de los ochentas,
    realmente el sapporo se ganó un lugar en nuestros corazones huérfanos de autos de importación.
    ne neo no me queda mucho que decir porque todo lo dijiste vos, el modelo es perfecto.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me gustan mucho estos japos (no se nota?)!
    Pero no me agrada nada la resina, a pesar de su perfección en la representación de las maquetas. Los años pasan y la resina no lo soporta demasiado bien... aparte de lo que dices de los bajos (como a los Otto en 1:18, también de resina).

    Soy de diecast, lo siento!! (aunque admito si no tengo más remedio la inclusión del plástico, pero que sea "del bueno").

    Saludos y enhorabuena por el modelo, que me gustó mucho salvo por el color (esto ya es más personal, el color plata me aburre bastante).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu punto, y lo comparto pero no para llegar a descartarlos.
      Trabajo en una fábrica de resinas poliester, y te puedo asegurar que la longevidad, resistencia y demás propiedades están fuera de discusión, los materiales compuestos llegaron para quedarse, va a costar mucho cambiar "la era del metal" pero es algo que será inevitable, ni te imaginas las aplicaciones que tiene hoy dia la resina, impensadas hace tan solo unos años.
      A no confundir esta resina con una vela que se derrite con el calor, no tienen nada en comun.

      Me alegro te gusten los japos también.
      Saludos!

      Eliminar
  7. Hola Orange!!!!!

    Que buen modelo que era el Sapporo!!!! Acostumbrados a los dinosaurios (perdón Juanh) estos modelos fueron como un aire fresco.Fue como conectarse a internet y descubrir que se hacía en otras partes del mundo. Podemos hablar de todos los problemas económicos que trajo la importación de estos modelos, pero eso es harina de otro costal....

    Y la réplica es perfecta, 100 % envidiable... Con detalles dignos de una escala mayor. Eso sí,admito mi total ignorancia en el tema de autos de resina. Quiero una clase del tema, pros y contras.... Son como de plástico? bruto el vasco, como pocos....

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La principal contra de los autos de resina Vasco, es que si se golpean o caen se parten en mil pedazos!
      Saludos!

      Eliminar
    2. Hola Vasco
      Me alegro te gusten los japos también.
      Referente a la resina, tiene la ventaja que es mucho más moldeable que el metal, por ende copia mejor las formas intrincadas y los pequeños detalles, la contra es que por lo general son modelos sin aperturas, esto se nota más en los 1:18, otra diferencia es que la pintura no se hornea por motivos obvios, en cambio el brillo se le da con laca por eso que relucen tanto en comparación a los metálicos.
      Respecto a la fragilidad, tengo mis reservas a lo que comenta Cruiser, y no voy a hacer la prueba con este Neo jajajajjj, pero trabajando en una empresa que fabrica resinas sé que son materiales muy resistentes, incluso más que el acero en relación con su peso.
      Desconozco qué tipo de resinas se usan en estos modelos como para saber su grado de dureza, pero no creo que sean frágiles como un vidrio.
      Hubieron casos de modelos rotos pero eran de fabricación artesanal y casera (no doy nombres pero ya sabemos de quién), en donde tampoco se sabe con certeza qué tipo de material usaron y cómo lo prepararon para el curado (que técnicamente se llama catalización), esto es algo fundamental y que hay que saber bien cómo hacerlo para no arruinar el material.
      Saludos!!

      Eliminar
    3. Vamos por partes:
      Vasco, yo no me enojo, es sólo que la ADD (Asociación en Defensa del Dinosaurio), la AAD (Asociación Amigos del Dinosaurio), Steven Spielberg (Jurassic Park) y los productores de Dino Dan (Discovery Kids) se pueden ofender al comparar esas bellas criaturas con los vetustos Falcon y demás monstruosos armatostes del TC.
      Diego, cuando viniste a casa, te mostré el Shadow DN3 F1 de Spark, miniatura de resina que había sufrido un "accidente doméstico". Resulta que cuando lo saco de la vitrina para tomarle fotografías, se me engancha con el estuche del teléfono celular que tenía en el cinto del pantalón, cayendo al piso desde mi cintura, o sea desde aproximadamente un metro de altura. Al verlo caer, se me paralizó el corazón... cayó sobre sus cuatro ruedas, y se le salieron las dos delanteras, el alerón trasero, un spoiler delantero y se partió un caño que sostiene al motor. Analicemos: las ruedas se salieron solas (sin partes del eje u otras), el alerón saltó limpito, el caño (de plástico) se partió al medio, y sólo se podría decir que el spoiler delantero se rompió, ya que de todas las piezas rotas era la única de resina que se despegó del cuerpo del auto. O sea que sólo se rompió una pequeña pieza de resina. Resultado: las ruedas puestas nuevamente en su lugar (no van pegadas, solo puestas a presión), el alerón trasero pegado nuevamente a su soporte, el caño unido nuevamente, y el spoiler pegado en su lugar. O sea que, al menos en este caso, eso de que las miniaturas de resina se rompen en mil pedazos sólo fue una fábula.
      Por suerte y toco madera...
      Julián: Ni me recuerdes lo que me pasó con ese auto de resina que me llegó por correo en mil pedazos... Como vos decís, el material debe haber sido malísimo (seguro para ahorrar tiempo y dinero...), a lo que hay que sumar el haberlo enviado por correo en una caja SUELTO, sin tornillo que lo agarre a la base. Lo peor, es que este chanta ahora está empeñado en venderle modelos a la gente de España; hasta le hicieron una nota en la desaparecida revista "Miniautos". ¿Los mandará sueltos también?
      Abrazos!

      Eliminar
    4. Gracias a todos por la información. Ahora sigo siendo un Vasco bruto, pero puedo distinguir la resina del diecast....

      Eliminar
  8. Recuerdo que en 1981 estuve en Pinamar, el Sapporo era el auto del sueño de los "pibes" ( mis primos son argentinos, asi que por eso recordé el tema del Sapporo y el de los pibes). El caso es que cuando uno de esos pasaba por Avda. Ingeniero Bunge ( creo que era una de las calles principales de Pinamar), todos girábamos la cabeza para verlo pasar.
    Hoy, creo que todavía veo a algunos circulando por acá (Chile) pero ... ya no son lo que eran en sus años.
    Que lindos recuerdos...

    Cordialmente

    SAM

    ResponderEliminar