domingo, 7 de julio de 2013

Alfa Romeo Montreal (1970) - AUTOart 1:18

El Alfa Romeo Montreal fue presentado como un prototipo en 1967 en la "Expo 67", celebrada en Montreal, Canada.
Originalmente, el prototipo se mostró sin ningún nombre de modelo, pero el público lo llamó Montreal.
Dicho prototipo, diseñado por Marcello Gandini de Bertone, montaba el motor 1600 del Alfa Giulia Ti y el chasis del Alfa Giulia Sprint GT.

Imagen

La pluma de este diseñador, padre del Lamborghini Miura hace que este prototipo tenga algunos rasgos característicos de ese mítico modelo, como por ejemplo en la parte trasera de las puertas, con esa curva hacia arriba.

Otra semejanza, era que el ejercicio de diseño contemplaba un motor de disposición central, cosa que luego no fue materializado, de ahí que el prototipo luciera 7 ranuras de ventilación en el lateral tras las puertas, las que pasaron a ser 6 con el modelo de serie, las que quedaron solamente a título decorativo.

Dado que se hizo popular la denominación Montreal, Alfa Romeo mantuvo el nombre en el modelo de producción, presentado en Ginebra en 1970.
Esta vez, lo dotaron de un V8 de 2593cm3 a carter seco de 90°, alimentado por una inyección SPICA, la marca de la radio de mi abuelo? No, en realidad se debe a Societá Pompe Iniezione Cassani y Affini, y dicho propulsor desarrollaba alrededor de 200CV, junto a una caja de cambios ZF de 5 velocidades.
El motor derivaba del V8 usado en el Type 33 Stradale, y el Type 33 de carrera, siendo el chasis tomado del Giulia GTV coupé.
Sus prestaciones eran, Vel Max de 220km y 0-100 en 7,4 segundos.

Imagen
Lo que llama más la atención de su diseño es la parte frontal, con cuatro faros semiocultos por inusuales rejillas retráctiles, y la toma de aire en el capó cuyo propósito era disimular el bulto necesario para alojar la mecánica.

Así se mantuvo sin cambios hasta 1977, cuando se dejó de producir.
En total se construyeron 3917 unidades.

Un ejemplar en color naranja, se conserva en el Museo Histórico de Alfa Romeo.

Imagen


La Miniatura

De las primeras incursiones de AUTOart en modelos raros de Alfa Romeo, lleva ya 3 años desde su lanzamiento, y lo incorporé para esta misma época del 2010.
Un modelo altamente deseado por lo bello de sus líneas.

Imagen

Si lo contemplamos y damos una ojeada al del museo, vemos que buen trabajo hizo la gente de AA.

Imagen

El color naranja, excelentemente imitado y aplicado sin sobrecargar, dando un acabado final sin el más minimo detalle superficial, con un brillo asombroso y parejo.



Acercamos un poco la vista y contemplamos las llantas, baguetas incrustadas y logo Bertone en fotograbado.

Imagen

Lo propio con la parte posterior, donde vemos la curvatura de la puerta estilo Miura, y las rejillas de ventilación perforadas, aunque como dijimos meramente decorativas.

Imagen

De la zaga, un capítulo aparte para las ópticas, con un tratamiento que simula profundidad y da un toque de realismo, la patente que denota que es el modelo de museo, la marca Alfa Romeo en fotograbado abajo, y los caños de escape, con salida en curva hacia abajo.

Imagen

Por la parte superior, destaca el emblema de la marca en relieve y fotograbado, la foto no salió todo lo clara que se deseaba.

Imagen

Pasamos a la trompa, un clásico en la marca que nos sorprende con los más diversos diseños aún en nuestros dias, el diseño italiano no tiene par en estos menesteres.

Imagen

Tal como lo descripto en la introducción, estos faros semiocultos por esas viseras perforadas han sido reproducidos por AA en toda su funcionalidad, dotándolos de diminutos mecanismos que permiten operarlos manualmente

Imagen

Como vemos, basculan hacia abajo, para finalmente quedar horizontalmente bajo las ópticas.

Imagen

Y así quedan la trompa, con ambos lados al descubierto.

Imagen

Sigamos,
Tres cuartos trasero, se aprecia su linea, con una batalla relativamente corta, dando la sensación de auto compacto

Imagen

El interior está a la altura de lo que se espera, con materiales de una singular textura y tonalidad que parecen reales, incluso tocar los asientos da sensación de aterciopelado, fantástico tratamiento para algo que en esencia está construido en plástico.

Imagen

Imagen

No se alcanza a apreciar, pero en la consola delante de la palanca tiene una plaquita fotograbada con la leyenda Montreal

Imagen

Siguiendo el habitual circuito, pasamos a la mecánica.
Esta vez AA escuchó las quejas nuestras, y dotó al modelo de una delicada varilla metálica con la cual sostener el capó abierto, un detalle que se agradece.

Imagen

Vemos el brutal V8, con su novedosa para entonces Inyección SPICA, sí como la radio de mi abuelo

Imagen

Detalle no menos destacable es la pintura negro mate en el interior del capó, así como la auténtica rejilla de toma de aire frontal, por la cual se ve pasar la luz de fondo
Imagen

Imagen

Cerramos el capó, y vamos hacia atrás.

Imagen

Mientras vamos, a vuelo de pájaro contemplamos su línea desde el cielo

Imagen

El compartimiento trasero, es accesible mediante la apertura solo de la luneta, que para beneplácito de quien escribe se autosostiene por sendos brazos simulando los neumáticos reales.

Imagen

A su vez, nos ofrece la posibilidad de plegar la cobertura para permitir el acceso al baúl, de dimensiones respetables por tratarse de un coupé 2+2

Imagen

Y para finalizar, nos queda una vista de los bajos, con todo lo que uno puede esperar ver y más, con la prolijidad y sobriedad que destacan a esta marca.

Imagen

En conclusión, un modelo que colmó mis expectativas, y que justifica totalmente su relacion costo-calidad, no pude encontrarle ninguna falta o detalle digno de comentar, pues todo lo contrario y reitero, superó ampliamente lo que esperaba, cosa que demuestra que AA va por un constante camino de evolución y autosuperación.

Por lo expuesto, mi nota final, un 10 rotundo, y desde ya lo recomiendo a quien sea entusiasta de esta marca y escala.

Espero lo hayan disfrutado, ha sido un gusto.
Gracias por pasar!

15 comentarios:

  1. Qué maravilla Julián. No dejo de admirar el grado de perfección al que se ha llegado en materia de maquetas. A esta altura ya creo que son mejores que los coches reales, que seguro seguro.. algún defectito tienen!!.
    Y mención especial para esas rejillas de los faros, que tanto cuesta reproducir en 1/43.
    Saludos y felicitaciones por esa joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Diego, ya creo que a esta altura he perdido la capacidad de asombro no sé si eso es bueno o malo jajaj a ver si termino aburréndome!
      Las rejillas son un poema, en mi opinión queda mejor con ellas arriba pues son justamente su marca de identidad.
      Gracias por comentar!
      Saludos

      Eliminar
  2. Pues, mejorando lo presente, los niveles más altos se ven en CMC o Exoto, ya por encima de los 250 euros y pasando de 600. Tuve algunos de esas marcas e incluían herramientas y guantes para manipularlos, verdaderas lecciones de mecánica a 1:18.

    Pero mi comentario debe ir dedicado a este setentero Montreal, que como siempre "borda" Auto Art. Excelente el reportaje fotográfico, que disipa las dudas acerca de su compra. Particularmente me gustó el detalle de la apertura de los faros y la consola interior. Cosas como ésta me hacen añorar la escala 1:18... lo bueno de la 43 es la variedad y (a veces) sus precios.

    Saludos y enhorabuena por la miniatura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sivianes, es cierto ya más arriba nos vamos a otra escala de precios (y para ser justos, de calidad también).
      Me gustó lo de "borda", es una buena descripción para un trabajo muy minucioso.
      Otra de las ventajas de la 43 es que entran 4 donde en la mayor entra uno solo, ahí contra la física no se puede hacer nada.
      Gracias por tu comentario, saludos!

      Eliminar
  3. No se que es mas espectacular, si el original o la maque. Es un modelo tremendo, con lo mejor de las lineas italianas de los ´60.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que se parece al Miura, nunca me hubiera dado cuenta. Este Gandini era un genio con mayúsculas.
    Me gusta el auto porque es setentoso pero al mismo tiempo muy moderno, y con muchos detalles para que se luzca el fabricante.
    El interior claro, la trompa aparentmente simple pero con el gadget de los faroles, la cola con tantos cromados, todo una obra de arte.
    Brindo por Gandini y su lápiz maravilloso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso coincidimos, siendo ambos entusiastas del Miura.
      Salud amigo!

      Eliminar
  5. A mi con los faros me tuvo, si viniera a la venta un faro de Montreal sólo con ese sistema de rejilla retráctil sería un tentado de comprarlo... Pero viene con todo el auto que no está nada mal. Lindas formas, patente de museo y tanta cosa linda... Salvo las llantas que no me gustaron, pero como son las correctas a callarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los faros son un lindo gadget, aunque no hay que andar manoseándolos mucho, personalmente me gusta más como queda con ellos en posición semitapados.

      Eliminar
  6. Hola Julian!!!!

    Excelente la réplica, que no cuenta con ningún fallo. Va a ser difícil encontrar un modelo que lo iguale. Los faros, el interior, el motor y el baúl, son puntos muy altos de un auto bellísimo.
    El diseño que presenta, por más que tenga 4 décadas, es perfecto, sin demostrar el paso del tiempo.

    Felicitaciones!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los diseños de los grandes maestros italianos siempre estuvieron a la vanguardia y varios años adelantados, por eso hoy quizá se lo vea joven.
      Gracias por pasar Vasco!

      Eliminar
  7. Una belleza, tanto el auto como la miniatura.
    El detalle de las rejillas de los faros (¡retráctiles!) me mató.
    Éso sólo vale el precio del modelo.
    Lo tengo de M4 en 1/43, también anaranjado (y de competición), pero al lado de este AutoArt en 1/18 es un juguetito:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/11/171-alfa-romeo-montreal.html
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Juan, lo ví el tuyo y está muy lindo también.
    Gracias por pasar.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. El original es una obra de arte con lo mejor del diseño italiano de los ´60, pero la maqueta está perfecta. Es increíble el nivel de detallado al que llega esta marca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual Pablo, ya llega un momento en que se pierde la capacidad de asombro con nuevo lanzamiento de esta marca.
      Saludos, y gracias por la visita!

      Eliminar