lunes, 3 de junio de 2013

BMW M635 CSi (1983-1989) AUTOart 1/18

La primer coupe de la serie 6 producida por BMW.
El hoy ya mítico E24 (tal su código interno de modelo) se fabricó desde 1976 a 1989.
Reemplazante de los ocupes CS y CSL que se venían produciendo desde 1965.
Se lo conoció en versiones 628CS, 630CS, 633CSi (inyección) y la más potente 635CSi

Imagen

La versión deportiva, (que hoy nos ocupa) es la M635CSi, introducida en Europa en 1983 y producida hasta 1989.
Es esencialmente un E24 motorizado con el impulsor del M1, es decir el motor M88 de 286 caballos, con algunos toques estéticos y distintas llantas.

Imagen

En USA a partir de 1987 y hasta el final se lo comercializó con la denominación M6
Lo vemos aquí, con los característicos paragolpes sobredimensionados para cumplir con la estricta legislación yanqui.

Imagen

En el ámbito deportivo, y a pesar de su gran tamaño y peso, se utilizó en distintos campeonatos europeos de turismo de la época, donde su potente impulsor le confirió una actuación destacada.

El modelo que acompaña este informe, fue el ganador de las 24hs de Spa de 1986.
Aquí lo vemos en la largada, no es el de punta, sino el que aparece por el medio de la imagen, pues tiene la banda del parabrisas con los extremos azules.

Imagen

Y la única imagen del auto en pista que pude encontrar, gracias a una página especializada en esta carrera, en este caso durante la noche.

Imagen


Las Miniaturas

El versión calle, color de fábrica Karmin Red, lo tengo desde el año 2004, cuando fue lanzado por AA.
En cambio el modelo racing, si bien no fue buscado, ingresó a mi colección 6 años después, gracias a una irresistible oferta de un vendedor/importador particular.

Imagen

Aquí los tenemos, mano a mano.
Contrariamente a mi prejuicio, son dos autos completamente diferentes, que solo comparten gran parte de su carrocería exterior.
Motor, baul, interiores, bajos y ruedas son piezas totalmente distintas, es decir no se trata nada mas que de un simple decorado para vender otra versión, truco facilista al que generalmente acuden los fabricantes de cualquier objeto coleccionable con tal de vender una pieza más.

Hasta antes de tener estos dos gigantes, el pequeño Minichamps en 1/43 era la única posibilidad de tener una reproducción fiel de este BMW a escala.
Y dada mi fascinación por este auto es que decidí conservarla, siendo ésta una de las pocas excepciones a la regla no escrita de "no repetir" que rige mi colección.

Imagen


Imagen

Imagen

La última mano a mano, y vamos a por las individuales:

Imagen


Ahora sí, lo apreciamos mejor.

Imagen

Imagen

La terminación, impecable.
Ese escape solamente merece un post aparte, una delicadeza total.

Imagen

Silueta atractiva si las hay...

Imagen

Los interiores no defraudan, AA siempre destacó en eso, a pesar de los años de la reproducción:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Motor, lo comparamos con el real y está todo dicho.
Lástima no trae una varilla para sostener el capot...tanto costaría ponerle una?

Imagen

Imagen

Imagen

Nos queda la final, con los bajos como es costumbre:

Imagen


Ahora sí, el racing:

Uno de los primeros "Art Car" de BMW, con decoraciones fuera de lo común.
En este caso simula el auto visto con Rayos X, donde se aprecian los órganos mecánicos que lo componen.
Y la banda tricolor oficial M le da el toque distintivo a este bello ejemplar.

Imagen

Imagen

Imagen

Las llantas son las Ronal, habituales en la categoría de entonces.
El compañero de equipo, que se ve al frente en la foto de la largada, calzaba en cambio unas BBS de rayos.
Hasta en eso cuidaron el detalle en AA

El escape asimismo, impresiona por su forma y tamaño.

Imagen

Los interiores como dije, totalmente diferentes.
Otro instrumental, la consola original pero parcialmente "desmantelada", y lo curioso el color rojo denota que el auto era de ese color antes de ser transformado a vehículo de competición, una sutileza si se quiere respetada a ultranza por AA

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Otro detalle distintivo del casting: un solo limpiaparabrisas situado en el medio, no se trata solo de quitar los de serie.

Imagen

Ahhh!!!, los baúles, me olvidé!!!

Imagen

Imagen

Y el motor, otro item totalmente diferente al modelo citadino.
El vano interior, también rojo respetando lo ya comentado.
Un punto más para AA

Imagen

Imagen

Los bajos, casi nada que ver con su hermano callejero, como debe ser.
Notar también el efecto en los neumáticos como cierto desgaste, algo similar a lo que hace Minichamps con sus F1

Imagen

Me quedó colgada esta también, y ya que estamos los saludo desde el techo del bordó!!
Imagen

Y con ésta, cerramos este post.

Imagen

Perdón por tantas fotos, pero es la única forma de compartir como se debe estas réplicas.
Una vez más, gracias por la visita.

15 comentarios:

  1. Mi BMW preferido, el boca de tiburón destila belleza y elegancia por todos lados.

    Solo por una cuestión de que me gustan los autos de calle me quedo con el Bordo, pero el Racing también esta muy bueno.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También en mi caso es uno de los BMW preferidos, ambos tienen su atractivo, aunque claro el de calle uno lo tiene más visto (y deseado) que al otro.
      Saludos

      Eliminar
  2. Lástima que AA se haya subido tanto a la parra últimamente con los precios, antes hacían buenos modelos como éstos a precios contenidos, que ya van siendo más complicados de encontrar.

    Horrible la versión americana del coche (como suele suceder), menos mal que el fabricante realizó la europea. Parece un quitanieves con ese paragolpes...

    Saludos y gracias por mostrarlos, hace tiempo que no los veía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que decís referente a los precios, hoy cualquier AA en origen no baja de los 120-130 USD los más económicos, cuando estos en su momento valian la mitad o algo más, y sin embargo no hubo un salto cualitativo de tal magnitud que lo justifique.
      Coincido también con lo de la versión norteamericana, en todos los casos terminan arruinando bellos diseños.
      Saludos

      Eliminar
  3. el as de espada y el ancho de bastos!
    y te tocaron los dos a vos!
    me encantó el detalle de la pintura roja "previa" al racing touch.
    aunque mi corazón está con el citadino, tiene un charme difícil de igualar (me tuviste con el escape).
    mis felicitaciones al chef!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son buenas cartas, pero no son los dos anchos justamente.
      Los detalles que apuntás son los más destacados.
      Saludos!

      Eliminar
  4. Muy lindos ambos, aunque como imaginarás me decanto por la versión racing. Me impactó el baúl de esta versión, con esos detalles interiores.
    Un bello auto, que sólo tengo en versión rally de Altaya.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco la versión de Altaya ¿?
      Me parece que lo estás confundiendo con el serie 3, que es más chico.
      Abrazos!

      Eliminar
    2. Tenés razón Julián, son dos autos completamente distintos. Esta gripe me tiene mal, ya escribo/veo cualquier cosa...
      Abrazos!

      Eliminar
  5. Hola Julián!!!!

    Impecables estas miniaturas. La verdad que para objetarle algo, hay que buscar más que el "pelo al huevo"....
    Creo que en este nivel de miniaturas y precios, la calidad es demasiada alta, como para ponerse en juez. Prefiero, verlos y disfrutarlos, como si fuesen pequeñas obras de arte.

    Excelente las fotos.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vasco por el comentario, no hay mucho que buscarles aunque uno con el tiempo se vuelve más exigente con cada nueva adquisición, no es este el caso ya que ambos tienen ya sus añitos.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Excelentes modelos Julián, recuerdo haberlos visto en alguno de los foros en los que estuvimos. Sencillamente deslumbrantes. Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro los recuerdes!Abrazo!

      Eliminar
  7. Y uno por donde empieza? así como se ven los quiero a todos y al chiquito también! Dos autos de filosofías distintas y ejecutados con el mayor esmero, ya la comparación resulta envidiable pero si es para gustos, el mío va con el rojo carmín, no hay puntos determinantes, todos son positivos, una miniatura digna de conservar para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, mejor expresado imposible. Se agradece la visita!

      Eliminar