viernes, 20 de febrero de 2015

Opel Blitz (1952) - Minichamps 1/43

Opel no siempre se especializó en la fabricación de autos, también fabricó camiones hasta mediados de la década de los setenta, estando centrada su máxima producción entre mediados de los 30s a los 50s, años dominados por las guerras mundiales.
En este período el vehículo más famoso fue su modelo Blitz (rayo), un camión semi pesado de alta movilidad que fue el utilitario mas usado por las fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. Inclusive fue tal su éxito, por la confiabilidad y por ser multipropósito, que fue muy utilizado luego para la reconstrucción de Alemania.



Pero no es este el modelo que hoy reproduce la miniatura que presento, sino su sucesor de 1952, de líneas más redondeadas, copiando el diseño de las pickups norteamericanas del momento y que apreciamos a continuación:



Aún conservando el mismo chasis su antecesor de pre-guerra, con el motor de gasolina 6 en línea, Opel siguió manteniendo el liderazgo en camiones livianos a pesar de la fuerte competencia del entonces novedoso Mercedes L319, los Ford FK o el Hanomag

Se fabricó en versiones camión liviano y van, con una capacidad de 1,75 toneladas, hasta casi 1960 donde fue reemplazado por una versión de capot corto denominada Blitz A.


La Miniatura

Al igual que el Hanomag L28 que mostré la semana pasada, éste modelo llegó a mi colección de forma totalmente azarosa, producto de haberlo visto en una vidriera de una casa de hobbies, hoy ya desaparecida, hace de esto unos ocho años.


Es un ejemplar fabricado por Minichamps, en 1/43, y debo confesar que me atrajo por su bonita decoración, más que por su factura o profusión de detalles, que ciertamente no tiene tantos pues se trata de un camión muy sencillo al igual que el citado Hanomag.



Casualmente también carecía de uno de sus espejos, en este caso el derecho, el cual fue reconstruído artesanalmente copiando al izquierdo, que estaba suelto en la caja, ya que el modelo estaba exhibido en la vidriera fuera de su caja, a merced del polvo y de algún inevitable toque, el que finalmente sucedió con los resultados a la vista.



Esto lógicamente fue decisivo a la hora de negociar su precio con el vendedor, quien a sabiendas de los detalles descriptos prácticamente lo liquidó con tal de que no se siguiera estropeando aún más.



Las fotos también son de aquellos años, las rescaté sólo para mostrarlo en forma individual pues hoy merecería un reportaje en conjunto con el Hanomag a modo comparativo.
Y con mejores fotos, obviamente, pues éstas no le hacen justicia.


Sin dudas la decoración es la estrella que se lleva todas las miradas.
Las bebidas gaseosas modernas, o algo así dice en el slogan.



El frotnal con el logotipo del rayo en relieve.
Y los bajos, que pese a la monocromía están muy completos, fiel a la tradición de la marca.

12 comentarios:

  1. el camión cocacolero! (o pepsicolero, para ser precisos)
    me sorprende el parecido con nuestro bedford, excepto por sutilezas en el mascarón de la calandra, que obviamente tiene otra cara.
    y como decís vos, el encanto está en la publicidad, sobre todo en que no está exagerada, si hasta el color del camión se ve medio vintage.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene un aire al Bedford primitivo, incluso es de un tamaño similar, sobreviven algunos por aquí todavía en la función de camión sodero lo que acentúa aún más esa impresión de parentezco.

      Eliminar
  2. Y sí , como casi siempre , la publicidad te termina vendiendo el medio , no el producto . Este no tiene choperas como el Hanomag , pero seguro habría una conservadora para algunas botellitas , no?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente! y qué rica era la Pepsi antes, le han ido cambiando el sabor con el tiempo, al contrario de su archirrival, que lo sigue conservando.

      Eliminar
  3. Tan bueno el camión como la decoración, me encanta


    Saludos


    ResponderEliminar
  4. Exacto, éste es como el que yo tengo pero el mío con cajita de lona y perteneciente a una empresa logística alemana. Ambos son preciosos!
    Destaco del tuyo las cajitas de Pepsi, precísamente ahora me estaba bebiendo una... El modelo es una preciosidad, cuídalo bien.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo he visto el tuyo, es muy lindo también.
      A todos los cuido con el mismo esmero, sin distinción.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Yo recuerdo muy bien que la pepsi cuando yo era niño tenía otro sabor, me gustaba mas, era menos dulce.
    Como dices, el estilo del camión sucesor se ve típicamente norteamericano de la época, pero gusta que es lo importante.
    Grandiosa pieza.

    Saludos !

    ResponderEliminar
  6. Simplemente me encantó! esa publicidad de gaseosa jamas la había visto en un camión en escala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PMA tiene esas cosas, deben haber hecho 1 o 2 pues desde entonces nunca ví otro igual ni de casualidad.

      Eliminar