domingo, 8 de febrero de 2015

Hanomag L28 (1958) - Schuco 1/43

La empresa Hanomag, fundada en 1871 era un constructor alemán, productor de locomotoras de vapor, camiones, tractores y equipamiento militar, situado en Hanover Alemania, de donde proviene el acrónimo de su denominación, Hannoversche Motor AG.

Sin adentrarnos mucho en su rico y diverso historial previo, nos detenemos en el L28 que nos ocupa, que era un camión liviano, lanzado en 1950, y el primer vehículo totalmente nuevo de dicha marca luego de la II Guerra Mundial.

El diseño está en concordancia con los modelos estadounidenses de la época, donde ya era usual la configuración con los faros integrados a las aletas o guardabarros, en lugar de separados, dándole de este modo una apariencia más moderna, la que luego fue copiada por competidores locales como el Opel Blitz (1952) o el Borgward B1500 (1954)

Diseñado inicialmente para una carga útil de 1.500 kg con el tiempo fueron apareciendo versiones para más tonelaje, llegando a las tres, a medida que el motor que montaba, un Diesel de 4 cilindros refrigerado por agua de 2.8 litros de 50CV iba siendo luego potenciado con un compresor Roots impulsado por correa en V con el cual llegó a erogar unos 70CV, y cuya seña de identidad era su particular golpeteo del diesel, junto al silbido del ventilador de refrigeración.



En 1958 cambia su configuración de puertas, que ahora abren en forma normal y no hacia atrás como en los primeros modelos, y en los últimos años su parabrisas partido deja lugar a uno panorámico y curvado.

Se produjo entre 1950 y 1960, en versiones con caja playa, furgón y cabina para adaptar al uso de autobuses pequeños, carrocerías que eran fabricadas por terceros independientes.


La Miniatura

A juzgar por estos datos, y dado que Schuco no lo informa, esta hermosa miniatura a 1/43 debe ser de al menos 1958 ya que tiene las puertas con configuración normal, pero aún conserva el parabrisas dividido, o sea que no es ni el primero ni el último sino un intermedio.

La calidad destaca por sobre todo, y es lógico esperar ésto de Schuco, empezando por una pintura magistralmente aplicada sobre un molde de por sí limpio, terso y sin ninguna arista o terminación propia de la inyección de zamak, lo que enseguida sugiere algo más acorde a la resina, pero la realidad es que el metal está presente en su factura, y por lo visto de muy buena forma.


Si bien es un camión sencillo, al estilo germano sin demasiados ornamentos donde poder lucirse en una réplica, los pocos que hay están allí presentes y da gusto descubrirlos.



Empezamos como es de esperar con la calandra, sencilla pero con buen grado de realismo, la marca tampografiada en dorado, los filetes en plateado sobre rojo en parrilla y paragolpes, los faros sin ningún vestigio de rebaba o punto central, lo mismo los indicadores de viraje.
Detras de las tres barras frontales hay una rejilla microperforada que por la luz no se logró captar, pero sepan que allí está.
Lo mismo los ganchos de tiro/remolque que asoman por debajo a cada lado.
Impecable trabajo.



Acercándonos un poco más a la cabina, se observan sendos limpiaparabrisas en fino fotograbado, y una antena central en idéntica factura, quizá en esos años ya estarían provistos de radio.

El interior del habitáculo, por lo poco que sus pequeñas ventanas dejan ver reluce con todos los comandos en su sitio y correctamente identificados.

Los cambios, con mando al volante.










La zaga completa el conjunto con sus faros, gancho de remolque, placa licencia, escape perforado y rueda de auxilio.





La capota o toldo puede quitarse si se lo desea exhibir sin ella.

La caja es metálica.



Si bien es plástico, está muy bien simulado el efecto arrugue de la lona cobertora.




Las llantas están muy bien hechas, siendo duales las traseras.







El estribo tiene un fino detalle, muchas veces omitido, que es el sostén en forma de ménsula que sirve de refuerzo y que se aprecia en diagonal, también de fotograbado pero esta vez pintado del color de la carrocería.








Los bajos finalmente, donde se aprecia el resto de la mecánica y chasis, todo muy bien cuidado.







En síntesis, un modelo que no estaba en mi horizonte de búsqueda, y que se me cruzó de ocasión en estos dias, asi como lo ven, suelto y sin caja pero a precio de coleccionable, oportunidad que no quise dejar pasar.

Su única pega era que carecía del retrovisor izquierdo, el que ayer por la noche fabriqué artesanalmente y un poco a las apuradas en lo que a pintura respecta, si tengo ganas estos dias voy a mejorarlo un poquitín, por ahora ahí está y así se va a la vitrina ya que no quiero que ande suelto por ahí a riesgo de que se dañe.























22 comentarios:

  1. excelente el pequeño gran camión,
    me tuvo con la parrilla detrás de la parrilla.
    y el interior, generalmente ignorado en modelos camioniles.
    exclente pieza, schuco se ha transformado en un referente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es asi, Schuco viene cada vez mejor últimamente,
      Saludos!

      Eliminar
  2. Parece que Schuco se concentra tanto en el modelo que no le dan bola a la especificación , jamás ponen ni el año ni la versión exacta .Todo lo demás , irreprochable . De todos los detalles , me gustaron especialmente el fotograbado del radiador (que sí se nota en la foto ) , el grabado de las lentes de los faros , y la capota , no solo por las arrugas y las presillas , sino que en la cuarta foto se le nota textura de tela .
    Y ahora ,¡ JA , JA ! , me toca a mí : quiero , DEMANDO , un tutorial sobre el espejo izquierdo , que aunque no le hayas hecho un close-up , guarda la misma forma y proporción de su gemelo .Dale ! , tengo que hacer uno y necesito ideas . . .
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas marcas hacen eso, para saber qué modelo, año/versión hay que buscar por la web, y en muchos casos (éste es uno) no es fácil ni abunda, asi que entre todo armé un rejunte que puede ser perfectible, pero la idea es dar un pantallazo introductorio sin ningún rigor estricto.
      Sabía que ibas a cantar el retruco con el espejo, prometo en alguna entrada posterior volver sobre el tema, no le hice close up pues como dije la pintura no quedó bien y hace falta emprolijarlo un poquito.
      Me alegro te haya gustado,
      Saludos!

      Eliminar
  3. Espartano pero muy bello, un camión sencillo en el cual Schuco logra lucirse. Esa parrilla del radiador, si bien no se logra ver bien el enrejado, se hace muy bella, con sus tres barras/defensas horizontales. Y me gusta que se quite el toldo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Excelente. Además de todos los detalles que bien enumerás y describís, el detalle casi secundario pero que habla mucho acerca del realismo de la maqueta, es la lona con esas ondulaciones que hasta pareciera que se movieran con el viento!. El interior parece real. Respecto al tamaño, ignoro cuánto mide, porque supongo que está en el límite entre camión y pick up. En el caso del Opel Blister al menos, se ubicaba en esa línea divisoria.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo de la lona a pesar de que no lo mencioné en el texto, respecto al tamaño es pequeño, y tal cual mencionás es del mismo segmento del Opel Blitz que casualmente tengo uno y daría para un pequeño comparativo, yo diría que es el equivalente a un actual Ford F350 (creo que se llama 4000 ahora) o un Mercedes 710 (el ex 608), camioncito liviano.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Yo venía leyendo atento y cuando pasé por el interior derrapé con los dos instrumentos sobre el tablero, hipótesis 1: son dos manivelas tipo disco para hacer funcionar los limpiaparabrisas con energía humana... es decir... llueve y le entrás a la manija como sordo al timbre... o hipótesis 2 un karaoke primitivo donde chofer y acompañante tienen sus respectivos micrófonos y van cantando mientras trabajan...
    Y como dijo Ernestina Herrera de Noble "No hay camión de Schuco que sea feo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me preguntaba qué serían esos comandos, la hipotesis 1 descartada porque los limpiaparabrisas cuelgan del techo, asi que tendríamos que ir a la 2 nomás, mirá vos estos alemanes tan serios que parecían...

      Eliminar
    2. Tercera opción : son las palancas de una chopera .

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Eliminé el comentario anterior porque era sólo una hipótesis ; acá está la confirmación : http://www.proclassic.nl/uploads/pics/IMG_1076.JPG
      Aunque en esta foto tienen más aspecto de micrófonos , las palancas son herrajes para abrir y trabar en posición los paños del parabrisas . En la siguiente (que había enlazado antes , pero borré ) se ven los paños desde afuera , abisagrados en su parte superior . Habría preferido la chopera . . .

      Eliminar
    5. Perdón , esta es la foto desde el exterior http://pics.imcdb.org/0is91/aa06bnv6.3381.jpg

      Eliminar
    6. Acaba de hacer trizas mi fantasía de Hans y Otto cantando por la campiña

      Eliminar
    7. Y la mía ni le digo, me había entusiasmado con las choperas, qué lindo!!

      Eliminar
  6. Maravillosa reproducción de este Hanomag, me encanta la combinación de colores.

    Saludos


    ResponderEliminar
  7. Ya hace años que ando detrás de un Hanomag como éste para mi colección, y ya va siendo hora... Lo encuentro muy parecido a un Blitz que tengo de Minichamps y ambos harían gran pareja.

    Gracias por mostrarlo de parte de otro enamorado de los camiones, Julián.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con la gran oferta que tienes ahora en camiones de coleccionables, yo en tu lugar tendria muchos candidatos antes que éste en prioridades.
      Tengo ese Blitz de Minichamps, seria bueno hacer un pequeño comparativo.
      Saludos

      Eliminar
  8. Amigos : perdón por entrometerme en sus entradas , pero Blogger me hizo una de las suyas, y no les muestra mi última publicación . Los invito a pasar . Gracias !

    ResponderEliminar