martes, 16 de diciembre de 2014

Renault 18 Turbo (1988) - Otto Mobile 1/18

El Renault 18, sucesor del R12 fue presentado en 1978 y fabricado en su país de origen Francia hasta 1989, donde fue reemplazado por el R21.

Sin embargo, fue producido algunos años más en otras factorías de la marca, entre ellas en España, Colombia, México, Venezuela y en nuestro país entre 1980 y 1993 como tope de gama de la marca francesa en ese momento, luego de discontinuar al legendario Torino, heredado de la ex IKA-Renault.

El modelo que hoy nos ocupa no formó parte de la gama argentina de motorizaciones (1.4; 1.6; 2.0 y 2.2 todos aspirados, más una diesel), ya que se trata de una versión 1.6 turbo, aunque sí tuvimos aquí el restyling conocido como Fase 2 que luce la miniatura, el cual incorporaba paragolpes integrales en plástico, spoiler trasero envolvente y rediseño de tablero y asientos.

Las llantas, específicas de la versión turbo, no nos resultan familiares y por lo visto tampoco son de las más populares en Europa, pues me costó conseguir en la web una foto real de un ejemplar calzado con las mismas.



La Miniatura

Después de haber tenido mi primer Otto (vide Peugeot 505 GTi ) quedé tan maravillado con esta marca y sus hiperrealistas acabados, que apenas conocido este R18 no paré hasta tenerlo.

Una recorrida en imágenes vale más que mil palabras, así que pues comencemos:



Hiperrealismo en su máxima expresión, el molde es tan fino y perfecto que si no supiéramos que se trata de una miniatura en resina dieciocho veces más pequeña, creo que con una ambientación de fondo con algún paisaje como lo hacen otros colegas, pasaría tranquilamente por una foto del auto real.




Lo que llama más la atención es su naturalidad, esta toma de frente es elocuente, y cada sucesiva vista es igualmente sorprendente en ese sentido.


Sobresale la calidad de pintura, su aplicación, brillo y tersura.

Los cristales, muy finos y transparentes complementan y realzan al conjunto.



Los interiores, aún sin poder acceder a ellos directamente ya que las puertas no son operables, están sin dudas por encima de todo lo que he visto hasta ahora en esta escala, que no es poco.

Me refiero a realismo al ojo por sobre lo que a materiales se refiere, que seguramente los hay mejores.




Máxime aún por haber tenido un R18 en su época y conocerme de memoria cada rincón del mismo, los que hoy vuelvo a descubrir en esta maravilla a escala.




Un detalle que denota el esmero del fabricante, es el hecho de incluir en la caja (no tan pomposa como otras marcas de renombre) un juego de insignias de repuesto, para el infortunado caso de que las provistas se estropeen y haya que reemplazarlas, un gesto muy original y que merece ser imitado.







En conclusión, un modelo que no podía faltarme y que hubo que aprovechar rápidamente ya que las tiradas de Otto son muy cortas y terminan agotándose.

Al contrario de lo que puede suponerse, su precio de lanzamiento es muy accesible, casi la mitad de lo que vale un AUTOart hoy dia, claro no tiene aperturas dirán como justificativo sus detractores, pero en percepción a primera vista todo eso pasa a segundo plano y su atractivo sobresale por su elevada fidelidad, cantidad de detalles, en resumen calidad y realismo del conjunto como un todo.

Creo que hará buena pareja con el Renault Fuego que, felizmente ya conseguí también, y aunque todavía no está en mis manos seguramente colmará mis expectativas tal como lo ha hecho el que acabo de presentar.

20 comentarios:

  1. Hola de nuevo Julián!

    Estos OTTO hacen furor en el panorama de los modelos al 18, se agotan rápido y lo mejor es estar apuntado al Club. Además escuchan a los aficionados, realizaron modelos de SEAT a petición y si ellos tuviesen un Torino en Francia para escanearlo te aseguro que a petición lo harían.

    Es hiperrealismo y se nota, tecnología moderna para replicar coches del pasado. Y a mi desde luego no me importa mucho si no abren partes, lo primero para mí es la fidelidad al modelo real.

    Ten cuidado que estas miniaturas enganchan y además no son nada caras, como bien dices. Si te fijas, cuestan lo mismo que un NEO a 1:43 prácticamente, o incluso menos a veces.

    Saludos y enhorabuena por el modelito, todo un R18 hecho y derecho!

    ResponderEliminar
  2. Hola Antonio!
    Es cierto, se agotan rápido, en gran parte gracias a los especuladores de siempre.
    Lo del club lo descubrí al tiempo, y ya me suscribí, de hecho el coupe Fuego lo compré así, y hoy está en casa de un familiar en Francia aguardando el momento en que viaje a nuestro país y lo traiga consigo.
    Claro que enganchan! es que justamente hacen autos más mundanos y ahí creo que radica su atractivo, sumado a que es un nicho de años 80-90 no atacado aún por otras marcas, salvo contadas excepciones.
    Por suerte ya pude conseguir los que quise, ahora voy a por el Renault 20 que está por salir, y quizá algún dia el R9 que ya tiene su tiempo pero que todavía no me termina de enganchar en ese color todo blanco.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. El modelo es maravilloso a todas luces, goza de las ventajas de la escala grande y la plasticidad de la resina, ademas de los avances tecnológicos de los ultimos años, pronto se acuñará la frase "Un Otto siempre viene bien" y si es un 18 dos veces bien!

    ResponderEliminar
  4. impresionante,
    me tuviste con las lamparitas de los faroles,
    jamás había visto ese detalle.
    lo demás es simplemente perfecto, destila naturalidad,
    esos asientos arrugados son lo máximo.
    aguante otto carajo!

    ResponderEliminar
  5. Si, lo de las lamparas es fantástico, y son amarillas como buen frances que es.

    ResponderEliminar
  6. Fíjate que tiene en la luna delantera hasta el sello del seguro obligatorio (o quizás es el pago del impuesto).
    No dejaron nada sin replicar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen aporte, gracias, aquí eso no se exige, en cambio sí te piden adherida la de la revisión técnica anual.
      Saludos!

      Eliminar
  7. En verdad que se ve muy real. Bien que valió la pena el sacrificar aburteras de puertas y demás con todo y las clásicas "patas de perro" de los modelos mas comunes, de los cuales tengo muchos.. jí jí

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos algún que otro con patas de perro, sobre todo si comenzamos a coleccionar hace más de un década cuando eso era lo habitual que se ofrecía en esta escala.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Disculpen mi ignorancia . . . ¿qué son las patas de perro?

      Eliminar
    3. Pablo, se le dice patas de perro al sistema de apertura de puertas en el cual en vez de articular por una bisagra lo hace por un brazo curvo que sale hacia afuera, como en los viejos autitos Matchbox, solo que en la escala 1:18 ese brazo es muy prominente y parece una pata trasera de perro.
      Hoy dia la técnica ha mejorado y las aperturas son más realistas.
      Saludos

      Eliminar
  8. Sorprendente modelo. Como bien decís, es hiperrealista. Lo que me llama la atención es que es muy fiel (salvo los calcos y las llantas) al GTX II que se vendía aquí, en la parrilla semicarenada, los alerones de goma traseros y el tablero rediseñado. A propósito de todo eso, ignoraba hasta hoy que tales aditamentos vinieran de Europa, siempre había pensado que eran inventos locales.
    Y a propósito del 18 Turbo, recuerdo uno que había entrado aquí por importación, que carecía del vidrio inclinado en las ópticas delanteras, y las mismas eran profundas y con un vidrio plano en el interior, es posible que esa configuración haya sido hecha apuntando al mercado norteamericano? Ignoro si este auto se vendió allá, pero por la resolución de ese ítem lo parecía.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la Fase 2 vino de Europa, aquí en este caso no inventamos nada.
      Yo nunca vi un Turbo aquí, si decís que tenía las ópticas distintas es casi seguro que era USA Specs, y debería tener también los paragolpes reforzados para cumplir con esa reglamentación.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Así es Julián, los paragolpes también eran bastante voluminosos, acá está el coche en cuestión, en Santa Fe había uno, entrado en la vorágine importadora de principios de los 80s, y era igualito a éste:
      http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/0e/'81-'82_Renault_18_Sedan_(Front).jpg

      Eliminar
    3. Claro, ahí está, aunque el modelo es de la Fase 1 con paragolpes metalicos.
      Incluso fijate que tiene cuatro faros, los dos internos son de luz alta, ya que en USA luz alta y baja deben ir en parábolas independientes.

      Eliminar
  9. Impecable, excelente, exquisita. Una replica fenomenal del R18, esta versión vendría a ser la "equivalente" al GTX II que se vio en Argentina. Hay otra replica de Otto del modelo Turbo de 1981 con las llantas del TX y GTX que hubo acá y en color blanco, también impecable.

    Te felicito, espero la Fuego!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco la réplica del Fase 1 pero al momento de comprar el mío ya estaba largamente agotado.
      La Fuego la tendré en mis manos recién a fines de Febrero, que me la trae mi pariente de Francia.
      Saludos!

      Eliminar
  10. Iba de camino a ver los tractores , pero me paré a echar un vistazo y al ver la segunda foto (de frente ) . . . ¡ me asusté ! . Para cuando ví la textura de los asientos , le eché una mirada al faso que tenía prendido para asegurarme que fuera tabaco ! Una joya realmente increíble . Con respecto a los fondos , no creo que le hagan falta ; tal como está , parece una serie publicitaria para la presentación del auto real.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, bienvenido a mi blog!
      Muy gráfica la descripción de la situación, me hiciste reir.
      Gracias por tu visita, saludos!!

      Eliminar