jueves, 31 de julio de 2014

Caterham Super 7 (1973) - Majorette 1/18

El Lotus Seven era un pequeño, simple y liviano biplaza roadster producido por Lotus Cars, antes Lotus Engineering, entre 1957 y 1972.
Fue diseñado por el fundador de Lotus, Colin Chapman, siendo desde sus inicios un éxito comercial, con más de 2500 unidades vendidas, dada su atracción como auto de calle normal que podía ser usado en pequeñas competencias.
Montaba un motor Ford de válvulas laterales de 1172cm3 y 40hp, lo que da la idea que era un auto de prestaciones moderadas, pero de bajo presupuesto, destinado a pequeñas competencias de “clubman”, como llaman allí a las series amateur en circuito.
No obstante su baja potencia, también lo era su peso, de solo 329kg.
El Lotus Seven Series 2 (S2) aparece en 1960, y el Series 3 (S3) en 1968.

Colin Chapman había aprovechado una ventaja fiscal que ofrecía hasta ese entonces la legislación británica, por la cual vendiendo el auto en kit no tributaba el impuesto a la compra, lo que reducía su precio en un 45%, cifra nada despreciable. Como nota curiosa, y como condición a esa desgravación impositiva la legislación prohibía expresamente que se incluyeran instrucciones de armado, pero hecha la ley hecha la trampa, Colin incluía instrucciones de “desarmado”, con lo cual no contrariaba a la ley y los entusiastas lo único que tenían que hacer era seguir esas instrucciones de atrás hacia delante para armar el modelo.

La entrada de Inglaterra a la CEE dejó afuera la excepción citada para los kits, y esto hizo que Chapman perdiera interés en seguir produciéndolo, para dedicarse de lleno a los autos de carrera, y para 1973 vendió la licencia a la firma Caterham, que hasta ese momento era uno de sus concesionarios de venta.



El Caterham 7 se basó casi exclusivamente en la serie 3, hasta 2000 en que fue lanzado el chasis SV, o Special Vehicle, con medias más generosas de cockpit, pero ya fuera de este tópico.

Las motorizaciones usadas por Caterham fueron al principio un Lotus Twin Cam, y luego un Ford Cross Flow. El primer Cosworth BDR apareció en 1983, con 1600cm3 y 140hp, seguido de un 1700 con 150hp y ya para 1990 con el 2 litros del Vauxhall HPC

A partir de allí, y hasta nuestros días, infinidad de motores fueron adaptados a estos autos, lo cual haría muy extenso enumerarlos, incluso se llegaron a montar motores de moto Honda CBR1100, dando 170hp a 10.750RPM!!! y muchos otros motores más de origen motociclístico.

Hoy dia se siguen comercializando, en versiones narrow body S3 (el original), en chasis SV mas ancho, y la versión más radical o CSR con un esquema de suspensión totalmente rediseñado, acorde a los parámetros modernos de fabricación.


La miniatura

Hoy les muestro este curioso y veterano modelo, en 1/18, producido por Majorette, poco común en esta escala en ambos sentidos, es decir por el auto en sí y por su fabricante.




Es una de esas joyas olvidadas que vuelvo a contemplar, pues lo tengo en mi colección desde los albores de la misma, y eso le otorga una plusvalía por sobre el resto.
La escala 1/18 no ofrecía la variedad y la calidad a la que nos tiene acostumbrados en la actualidad.
Sin embargo hoy, casi dos décadas después este modelo me atrae de igual manera.


En aquel entonces, quedé gratamente sorprendido por su buena factura y apego a las formas, máxime considerando que lo poco que ofrecía Majorette era de calidad pobre,  con malas terminaciones y (copiando a Bburago) “tamaño caja” ,es decir el modelo se limitaba al tamaño fijo del empaque, ergo la escala pocas veces era respetada.


Afortunadamente éste parece ser la oveja negra, está muy bien logrado, a escala correcta, con buenos detalles, y ofrece capota abierta o cerrada, algo que pocas veces se repitió, pues con el correr de los años se hizo costumbre ofrecer las versiones por separado, teniendo que decidirse por una u otra para no comprar dos veces un mismo auto.
Kudos para Majorette en esto!


Una pintura muy buena, llantas y neumáticos excelentes, interior muy digno, en fin, un par de años después salió el Kyosho, que visto a grandes rasgos y por casi el triple en precio no ofrecía mucho más (y solo en versión sin techo) teniendo en cuenta también que Kyosho en ese entonces tampoco era lo que hoy conocemos en términos de calidad percibida.


Es un auto que nunca más fue reeditado por ninguna marca, y hoy dia es muy difícil dar con un ejemplar, razón por la cual le tengo un afecto especial dentro de mi colección.
Tiene potencial para mejorarlo, por ejemplo algo sencillo sería colocarle los plásticos en las aberturas ya que no eran vidrios los que montaba el auto verdadero.



El color, ideal a mi gusto, British Racing Green con una franja amarilla que nace rodeando el morro, decoración clásica que enseguida nos evoca a los primeros Lotus 49 de F1.





El motorcito si bien no es ninguna maravilla, con un par de retoques, pinceladas de sombra y algunos cables al distribuidor levantaría muchos puntos, es una tarea pendiente para algún momento futuro.
En esos años uno no era tan exigente y por eso así quedó.



Lo mismo puede decirse para el interior.
Cumple más que con creces en función de lo que pidió a cambio.





Los bajos, bien representados, siendo un auto sencillo en su concepción.



Pese a su sencillez, no dejaron de lado al cardan aflorando desde el túnel de transmisión, cosa que podrían haber obviado tranquilamente.





Ahora si, nos vamos.



12 comentarios:

  1. Lo único que conocía de Majorette en 1/18 era un Peugeot 605 de Rally que vi una vez en Mlibre.
    Interesante y rara avis este Caterham, como soy curioso lo busque en Ebay y di con unas cuantas publicaciones finalizadas, todas subastas que terminaron arriba de las 40 Libras, como decís, una pieza que cotiza muy bien hoy en día.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese 605 era de terror, yo lo tengo hecho por Solido, es el mismo molde pero (un poco) mejor terminado. De todos modos son modelos de 20 años mínimo.
      Saludos

      Eliminar
  2. el lotus es el clásico que me compraría, y hasta estuve a punto de comprar uno alguna vez.
    luego me desperté a la realidad cartesiana de cada día y tuve que suspender la compra.
    muy simpática la versión de majorette, aunque yo compraría dos, para lucir uno con capota y otro descapotado.
    me encantó el detalle del cardan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ve? Usted entonces es el que le da pie a los fabricantes para sacar versiones fijas y tener que comprar las dos...

      Eliminar
  3. Mirá vos che, no lo tenía a Majorette haciendo 1/18, ni siquiera jamás vi un 1/43 (no creo que los hagan).
    Sobre Lotus y Caterham, te cuento que cuando en el 2010 aparecen 3 nuevos teams en la F1, uno toma el nombre de Lotus; a la vez, los compradores del ex equipo Renault, también lo rebautizan como Lotus. O sea que ese año hubo dos equipos Lotus distintos en las pistas de la F1. Claro, uno tenía los derechos, si mal no recuerdo, del nombre Lotus de los autos de calle, y otro del nombre Lotus de los autos de carrera. Al final, al años siguiente uno se siguió llamando Lotus (los que compraron Renault...), y el otro, el del Malayo Tony Fernandes, pasó a llamarse Caterham.
    Muy buena la miniatura, me encanta este modelo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que Majorette en esta escala es un desconocido!
      Conocía lo de la F1 y me imaginé que vendría por ahí la cosa.
      Abrazo!

      Eliminar
  4. siempre me gusto el auto, desconocia la replica, ni me imagine que la responsable del modelo en escala sea Majorette, el deportivo por exelencia cuando faltaban deportivos, muy buena eleccion, felicitaciones!

    ResponderEliminar
  5. Este modelo ha salido después de la mano de otros fabricantes, como Kyosho, y también a escala 1:43. No me gusta nada el original (que he podido ver de cerca y en directo) pero el concepto que lleva detrás sí; la diversión en pista sin límite. Es una mala bestia que deja detrás en aceleración a muchos deportivos "serios".

    Majorette ha hecho cosas en muchas escalas aunque óbviamente su especialidad era la 1:64 (de la que tuve unos cien). Ésta era mi marca preferida a esa escala! El Caterham me encantaría tenerlo de Kyosho y al 43, es una miniatura preciosa y de gran calidad que no sale muy cara. Espero tenerla algún día.

    Saludos y gracias por "desenterrar" este viejito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está comentado en el texto que Kyosho lo editó tiempo después, yo lo tuve en mano y la verdad a casi el triple del valor no me entregaba el triple de más modelo, asi que me quedé tranquilo y feliz con mi Majorettito.
      Esta marca ha sacado otros modelos, yo tengo unos 4 en total, y en algun momento debieron compartir moldes con Solido pues tienen algunos en común como el Peugeot 605 y el Jeep Grand Cherokee.
      Si puedes, ve a por el 1/43 de Kyosho.
      Saludos!

      Eliminar
  6. Muchas veces para alabar el nivel de detalle de algún modelo 1/43 decimos "parece un 1/18". En este caso es al revés: este 1/18 parece un 1/43, pero seguramente no tanto por fallas del fabricante sino porque el propio Seven era un coche muy básico y despojado de detalles. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en este caso, como espero que esté de acuerdo Julián también, el 1:43 de Kyosho le da "sopas con honda" al Majo.

      Saludos!

      Eliminar