lunes, 25 de noviembre de 2013

Mercedes Benz G4 (1938) - Signature Models - Premier 1/18

El G4 fue un modelo de Mercedes Benz producido entre 1934 y 1939, habiéndose construido solo 57 unidades, de las cuales en la actualidad solo 3 se conservan en su estado “original”.
Basado en el lujoso 500K, compartía su motor de ocho cilindros en línea de 5 litros, pero sin el compresor.

Debido a que su construcción fue a propósito de la Segunda Guerra, casi todos fueron con carrocerías abiertas para revista de tropas, aunque 7 lo fueron con carrocería cerrada de furgón de radio de campaña.
 

De entre todas, las más famosas fueron las tres encargadas personalmente por Hitler, que se reservó una de ellas y regaló las otras dos a Benito Mussolini y al general Franco.
Con ésta última, hay una historia interesante, Franco utilizó muy poco el suyo, tan solo para acudir a algunos desfiles y es la unidad en mejores condiciones de las tres que aún existen, siendo una de las dos restantes la de Hitler.
Con la muerte de Franco, el G4 fue reclamado por su viuda con el argumento de que se trató de un regalo personal al Generalísimo y que por tanto formaba parte de su herencia particular, argumento que fue, afortunadamente, desmontado por los tribunales.
Posteriormente, Mercedes-Benz ha intentado comprar esta unidad por unos € 6 millones, oferta que ha sido repetidamente declinada por el estado español.
En cualquier caso, Mercedes-Benz, entidad responsable con su herencia histórica donde las haya, ha decidido restaurar recientemente este G4, junto con el Grösser de Franco enteramente a su coste en sus instalaciones del museo de Stuttgart.




Con aptitudes de “off road” 6x4 con el eje delantero conectable también haciéndolo 6x6, es por ese motivo que luce esos grandes neumáticos, capaces solo de soportar 67km/h de velocidad máxima de este “tanque sobre ruedas”
En la carrera para proveer al Ejercito Alemán en los años 30 Mercedes compitió con el BMW 325 (nada que ver con el coche que hoy conocemos), el Stoewer R180 y el Hanomag 20 B, todos los cuales eran muy avanzados técnicamente pero muy pesados (por lo menos 1.700 kilogramos), con velocidades máximas por debajo de 75 Km/h y consumos, campo a través, de no menos de 25 litros cada 100 Kms.
Resultado: estos complicados diseños, con su tracción y dirección totales eran demasiado pesados y complejos para un uso continuo de alta demanda, según lo demostrado por Ferdinand Porsche y su Volkswagen Kübelwagen, más pequeño y el precursor de los modelos estandardizados que acabaron ganando los contratos del ejército alemán.

La Miniatura

Signature Models, siguiendo su línea de autos alemanes de esa epoca, entre los que encontramos los Maybach, Horch y Mercedes, ha lanzado la escala del auto que nos ocuopa en 1/18, dentro de su subserie “Premier”, un poco más detallada (no mucho) que su linea estándar, y acompañada de 3 figuras de oficiales del 3er Reich, dos de pie y una de conductor.
Comenzando la reseña por su embalaje, se destaca su original empaque, una caja rígida estilo estuche,
Cuya tapa abre de frente y a lo ancho tirando de una pequeña cinta para poder despegar el imán que oficia de traba, algo muy original que nunca habia visto en otro modelo a escala.


La misma tapa se sostiene abierta mediante otra cinta en tensión, dejando ver en el interior del estuche al modelo, cubierto de un acetato termoformado, tanto de arriba como de abajo, y sin ningun tipo de tornillo o sujeción a la caja propiamente dicha.
A un costado, se encuentra un segundo blister con las 3 figuras a escala de los oficiales uniformados.





A todo esto, el conjunto en general tiene un peso muy considerable, que llama la atención al levantarlo, diría que pesa el doble que cualquiera de los modelos a los que estamos acostumbrados.









El modelo ha sido despojado de toda simbología, es decir tanto las banderas que luce el auto en su frente, que no obstante son rojas, como los uniformes son totalmente lisos aunque la “moda” de los mismos los distingue claramente.

Está disponible en tres colores, blanco, gris y negro.
Desafortunadamente a nuestro pais solo llegó en blanco, en lo personal hubiese preferido el negro, para hacer juego con el que ya tengo desde hace un tiempo, su hermano el 770K, y además que por lo que he visto en fotos de época, el que utilizaba Hitler parecería ser negro, sin embargo pudo haber varias unidades de uso simultáneo, ya que en muy pocas fotos aparece alguno de color claro.

El auto luce espléndido, creo que viendo la foto del real que les muestro da una idea de lo bien logrado que está, tanto su exterior como interior, transmitiendo esa sensación de fortaleza rodante.

 Su pintura esta bien aplicada, los cromados son de buena calidad, la rejilla del radiador es de fotograbado, lo mismo que la estrella sobre su tapa.




Tiene apertura de las cuatro puertas, las dos delanteras abren al estilo suicida y tienen los vidrios en posicion elevada, mientras que las traseras son todo lo contrario.
El tablero, volante y mandos están correctamente reproducidos, dando una sensación de calidad al modelo, aunque el metal no está presente en ningun lugar del mismo.



Los pisos están alfombrados en gris, y los asientos reproducen bien la opulencia de su manufactura, incluyendo todos ellos sus apoyabrazos.



Hay un pequeño baul en la parte trasera, también con apertura

 
La tapa del motor abre como cualquier auto de su época en dos mitades, siendo el motor una pieza bien detallada, dentro de su lógica simpleza.



 Un detalle de calidad, sus dos salidas de escape laterales cubiertas en metal estilo resorte arrollado.

Por último los bajos estan muy bien logrados, las llantas son estilo heavy duty, con cubos cromados bien detallados e idénticos a los reales, los neumáticos tienen grueso dibujo por los motivos expuestos, y la transmisión está reproducida en su totalidad, incluyendo el cardan que vincula ambos ejes traseros.
No pude ponerlo patas arriba dado que el parabrisas no soportaría el excesivo peso del conjunto.



Otra nota destacable es la suspensión por resortes operable en todos sus ejes, y obviamente tambien la dirección.

La unica pega que le veo son las luces frontales, se notan mucho los pines de sujeción central, creo que una mejor definicion de las mismas hubiesen subido mucho la percepción de calidad a primera vista, en esto AutoArt y Kyosho han dado ya el salto cualitativo, esperemos que alguna vez los imiten.

Ahora con las figuras, asi completamos la sesión de fotos y revisión del modelo.





 

En síntesis, todo un modelo representativo de la época, que hace justicia con su prototipo real en todos sus aspectos, y que me dejó muy satisfecho cuando lo compré, hace ya de esto unos 4 años, siendo su relación precio producto creo que justa para el momento, teniendo en cuenta en conjunto todo lo que se ofrece.


14 comentarios:

  1. Espectacular miniatura de un coche tremendo; el único problema es quienes fueron los que apoyaron sus culos en los asientos...
    Puede ser que tanto en negro, como en blanco o en gris luzca mucho, pero me quedo con el marrón de las primeras fotos de la entrada. El color es lo de menos, ésta es una gran miniatura, me imagino que debe tener sus buenos centímetros de largo; y como debe lucir en la vitrina!
    No podía faltar en tu colección amigo.
    Abrazos!
    Gran tema ese de fotografiar los coches "pataspa'rriba"; uno sufre pensando en que algo se puede romper, pero a la vez siente la necesidad de compartir sus bajos con los amigos...

    ResponderEliminar
  2. Si, ante todo hay que aislar al auto de quienes andaron en él, por eso no puse fotos del auto "en actividad".
    A mi siempre me llamó la atención ese doble eje trasero, y cuando lo vi en 1:18 no dudé ni un segundo, lo quería tener yá! jajajj
    Es grande sí, muy grande, pero el 770K no te creas que es mucho más, apenas unos centímetros de diferencia.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. el papamovil de hitler!
    me encantaron las ruedotas, ese dibujo es toda una declaración de intenciones.
    pero me da bronca que le saquen las insignias,
    queda claro que el tipo que compra un monstruo de estos no es un pibe que pueda influenciarse por una esvástica en una banderita.
    me queda una duda: el interior del coche real sería alfombrado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las insignias ya lo comentamos alguna vez, salvando las distancias es como con la publicidad de tabacos censurada en las miniaturas, en cualquiera de los casos el hecho de ocultarlo no quiere decir que no exista.
      En cuanto al interior, habría que averiguar, eso posible que sí.

      Eliminar
  4. Hola, gran modelote por que ya es 1:18 y me imagino lo grande que demuestra ser. Como siempre Signature Models siempre le presta mucha atencion a los detalles, yo tengo varias piezas de esa marca en 1:32 caharros del año 20 y se destacan por los detalles. Una muy buena marca de miniaturas, dedito para arriba. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Luis, tal cual comentás Signature presta mucha atención a los detalles, tengo unos cuantos modelos de esta marca y todos están al mismo nivel.
      Gracias por pasar, saludos!

      Eliminar
  5. Estoy detrás del modelo a 1:43 de Minichamps pero el de Franco, dentro de una serie que tiene de coches históricos. Pero se ve a precios muy caros, así que habrá que ahorrar...

    Conocía la historia que relatas, la Mercedes Benz incluso extendió un cheque en blanco a Patrimonio Nacional pero éste se negó (e hizo bien). El coche lo quiero ver algún día, tiene que ser impresionante.

    En cuanto al modelo lo conozco de hace años y cumple bien, pero yo "alucinaría" si CMC lo sacase en su catálogo. Y yo tampoco entiendo lo de las esvásticas... encima ni se molestaron en ocultar la matrícula WH (la Werhmacht o Ejército de Tierra).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, también uno quisiera que todos nuestros modelos sean CMC, pero por otra parte quien podría solventarlos?
    Yo me conformo con que alguien se haya acordado de reproducirlo, y bastante bien lo han hecho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cai acá de puro toor, y me encontré con vos, era hora de que armes algo así con la coleccion que tenés!!! un lujo para todos los coleccionistas, y la produccion fotografica IMPECABLE.
    Un saludo de su vecino
    Guillote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guille! que sorpresa, que chico es el mundo no?
      Aqui somos varios los que ya nos conocemos de antes.
      Gracias por tu visita,
      Un abrazo!

      PD: Cuando quieras, me chiflás que tengo cosas para vos todavía esperándote.

      Eliminar
  8. Los coches históricos tienen un plus muy importante para mí, incluso más en este caso que es un vehículo muy particular además de imponente y una factura que cumple más que bien, incluso promete dignidad para veinte años más, al menos es mi corazonada.

    Salud por el doble eje trasero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que ninguna otra marca más lo edite en esta misma escala, asi que más que dignidad va a ser una rareza dentro de veinte años.
      Brindemos por el doble eje entonces!

      Eliminar
  9. Julián, gracias a este post, me hiciste calentar con este auto, aun pudiendo conseguirlo, no podria comprarlo :) asi que me consegui uno en escala 1/24 en kit plastico para armar, la verdad está muy completo, pero la culpa es tuya, antes de este post desconocía la existencia de tal auto.
    Muchas gracias por hacerme caer en la tentación jajajajaj
    Cuando empiece con el armado te cuento,
    Guille

    ResponderEliminar
  10. Hola Guille
    A mi me pasó al revés, conocí antes el real que la miniatura, siempre lo veía en las películas documentales de la guerra, lo busqué mucho tiempo en 1:43 y antes de comprarlo apareció éste, jamás me imaginé que alguien lo iba a replicar, es una de mis piezas favoritas por lo singular.
    Suerte con el armado, vos tenés experiencia! ;)
    Abrazo

    ResponderEliminar