lunes, 2 de septiembre de 2013

Porsche 956L (1983) - Minichamps 1/18

Como para variar un poco la temática, hoy les comparto un modelo de carrera.

El Porsche 956 de 1982 fue el primer auto de competición completamente nuevo construído luego de una década, y fue un gran salto desde el 936, el que en definitiva compartía muchos componentes de autos de la década del 60.

Conservaba de aquel 936 solo el probado motor 6 cilindros boxer turbo de aluminio, que a la postre en 1983 y renombrado TAG equiparía a los F1 de Mc Laren.
Lo demás, era todo nuevo, una superestructura monocasco de aluminio usada por primera vez en un Porsche de competición.
Para aprovechar al máximo los limitantes del nuevo reglamento del Grupo C, se usó una distancia entre ejes mayor que en el 917, siendo la más larga de la historia de Porsche.

Tras haber obtenido el 1-2-3 en LeMans 1982, y luego el campeonato mundial, para 1983 Porsche presentó sus 3 modelos oficiales, y comenzó a vender unidades a equipos privados, entre ellos Kremer Racing del cual es el auto que hoy les comparto.

Imagen

Ese año, Mario Andretti – uno de los legendarios pilotos – compitió en esa carrera por primera vez desde 1967, fue su cuarto intento en Le Mans, pero esta vez acompañado de su hijo Michael de 20 años y el francés Philippe Alliot.

Imagen

Los 8 primeros puestos de Le Mans 83 fueron todos de Porsches 956, los dos primeros oficiales y el resto de equipos privados.
Los Andretti y Alliot terminaron terceros, los mejores de los Porsche no oficiales, aquí lo vemos en una curva junto al que sería el ganador, el #3.

Imagen

La Miniatura

Este modelo es de Minichamps, en 1/18.
Fue lanzado a fines de 2001, y está en mi colección desde Septiembre de 2002, es decir hace más de una década.

Imagen

Es la versión inicial que sacó Minichamps.

Imagen

Posteriormente lanzó el #3 ganador, con la decoración de Rothmans que ilustra la primer foto de este post. Al poco tiempo fue discontinuado  (y retirado del mercado) por la prohibición del tabaco, volviendo a editarse sin las mencionadas y clásicas leyendas de la marca de cigarrillos.
Imagen

Imagen
Esta versión es bella en cuanto a decoración, pese a no tener el hándicap del "ganador", pero habida cuenta de lo comentado, tener dicha variante sin las leyendas de tabaco deja al modelo cuanto menos incompleto visualmente, cosa que no sucede en este caso.
Imagen

La única pega de estos Minichamps es que increíblemente la mayoría de la impresión es en base a calcas al agua. Peligrosas en el largo plazo.
Afortunadamente mi ejemplar luce aún como el primer dia. No he tenido la misma suerte con otros autos de esta marca.

Imagen

Después en general, el modelo está muy bien hecho, no tiene otros puntos flojos más allá de lo comentado.
Las imágenes son elocuentes.

Imagen

Imagen

Las aperturas, con lo que uno espera encontrarse en esta escala.

Imagen

Imagen

Imagen

El motor, con un detallado de lo mejor que he visto en la marca para esta clase de autos, teniendo en cuenta además que no es un modelo de factoría reciente.
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Seguiremos con más Porsches de carrera próximamente.
Gracias por pasar!

8 comentarios:

  1. Pues sí, parece que Minichamps en ésto del 1:18 fue para atrás con los años.

    Conozco el modelo, pero ya hace unos años que no lo veía. Entonces, para aquel que solo había visto Buragos o Maistos estos coches eran virguería pura!

    En cuanto al modelo real, se ve que su superioridad era aplastante. A mí de siempre me ha impresionado ese modelo por su anchura y lo bajo que es. Gran máquina!

    saludos, y espero seguir viendo esos grandiosos Porsches de carreras (aunque no soy porschista).

    ResponderEliminar
  2. Hola Antonio, tal como dices en esa época estos modelos eran de lo mejor que se podía encontrar, salvo Exoto que siempre estaba un escalón más arriba.
    Ya te vamos a hacer porschista, no te aflijas!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hermoso 956L, concuerdo en que el coche ganador del team oficial Porsche, sin las calcas de Rothmans, está incompleto y no luce como debería en las vitrinas. La falta de las publicidades deja demasiados claros al descubierto. Bello detallado del motor, y ese tablero con tantas palanquitas da ganas de subirse y empezar a apretarlas.
    Tengo, también de Minichamps y de esas mismas 24 Horas de 1983, la versión de Canon, pero en 1/43:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/10/164-porsche-956l.html
    Del 956 y su hermano 962 hay cientos de versiones, por no decir miles; tantas, que se podría hacer una colección temática del modelo (pero, en verdad, me terminaría aburriendo).
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Si, hay miles de versiones, a mi con uno me basta ya que ocupan mucho espacio... y además no son baratos precisamente.
    En 43 tengo el de Larrauri que salió en el coleccionable de los 100 años, creo que es el 962 pero es casi igual.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. una nave,
    amo estos diseños con la cola tan larga, como el vestido de una novia al viento!
    la reproducción de minichamps da gusto, sobre todo en el interior (el tablero es una maravilla) y en el motor, con tantas cosas y cositas.
    mis felicitaciones al chef.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedé pensando en la novia...
      En qué estabamos?

      Eliminar
  6. Muy lindo modelo a pesar de la década que carga. Lo de las publicidades de tabaco en los coches reales es entendible, pero no poder reproducirlas en los modelos a escala es como mínimo ridículo.
    Es el mismo caso que las esvásticas en los aviones alemanes.No las ponemos = no existieron.

    ResponderEliminar
  7. Las esvásticas pasa con los autos también, tengo un par de Mercedes Benz de esa época y traen las banderas rojas lisas, sin las cruces, ridículo.

    ResponderEliminar