domingo, 21 de junio de 2015

Hudson Hornet Club Coupe (1953) - Highway 61 1/18

Aunque los tres fabricantes más grandes de Detroit acaparaban la mayor atención de los autos americanos en la década de 1950, el papel del Hudson Hornet no se puede pasar por alto.

Debutó en 1951, seduciendo con un diseño de perfil bajo, colocando el piso del auto entre los rieles de la estructura del chasis, en lugar de ubicarlos encima, y combinaba la carrocería y chasis en una sola unidad, logrando de este modo una reducción del centro de gravedad.



Se ofreció como un cupe de dos puertas, un sedán de cuatro puertas, un convertible y un hardtop.

Impulsado por un potente motor 6 cilindros, para 1952 Hudson incorporó un motor opcional, el Twin-H que usaba dos múltiples interconectados alimentados por dos carburadores de una boca, logrando una potencia de 170hp.

Los corredores tomaron nota. En un momento en el que la competencia de autos stock era en realidad la competencia de acciones, los atributos del Hornet lo convertían en un candidato natural para las carreras de NASCAR y otras más – a pesar de su tendencia obvia por el lujo. La estrella de carreras Marshall Teague recibió el apoyo a sus esfuerzos en las carreras de NASCAR, y él y su "Fabulous Hudson Hornet" ganaron varias competencias de la temporada. En total, Hudson ganó 12 de las 41 carreras de 1951, y 27 de las 34 competencias en NASCAR de 1952.



Sin embargo, el Hudson Hornet fue uno de esos desafortunados autos en los que la frase “Ganar el domingo, vender el lunes” nunca aplicó. En una época en la que la gente quería el prestigio de un V8, fue lo único que el Hornet no pudo entregar.

Paradójicamente su diseño avanzado de carrocería monocasco le jugaba en contra ya que mientras que los otros tres gigantes de Detroit cambiaban sus carrocerías sin alterar el chasis en forma anual, para Hudson no era tan facil modificar un diseño integral, con lo cual comenzaron a quedar en desventaja y sumado a que las finanzas de Hudson estaban en declive se planeó una fusión con Nash para formar parte de la American Motors Company, lo que finalmente sucedió en 1954, siendo producidos desde entonces bajo la marca Hudson pero ya no con el diseño de carroceria autoportante sino volviendo atrás a la vieja usanza como el resto de la competencia.


La Miniatura

El modelo de hoy es hasta el momento el único disponible en esta escala, aunque ya no tan facil de hallar como cuando recién salido a principios de este siglo, pues se discontinuó hace un tiempo.

El fabricante, al igual que el Camion Chevrolet de la entrada anterior, es Highway 61, marca que se destacó por ofrecer modelos altamente detallados a precios contenidos, además de incorporar novedosas características en modelos a escala.

Las fotos hablan por sí mismas, pudiendo apreciar todo lo que ofrece este magnífico ejemplar.





















miércoles, 3 de junio de 2015

Chevrolet C65 (1978) - Highway 61 - 1/16

El Chevrolet C65 es un camion pesado cuya cabina deriva de las pickups contemporáneas C10, y el camion liviano C40.

Aquí en Argentina, fue fabricado bajo la denominación 714/814 por General Motors de Argentina a partir de 1978, pero a diferencia de su par norteamericano estaba equipado con un motor diésel en lugar del V8 del modelo yanquee.





La Miniatura

Si de alguna manera podemos llamarla así dado su tamaño, la reproducción es de una marca norteamericana, Highway 61, a su vez del grupo ERTL, en escala 1/16 (que iguala a la de los tractores de UH que mostré en anteriores entradas), es decir un pelín más grande que la 1/18 ( lo que no es poco teniendo en cuenta el tamaño de un modelo de estas características, que ronda los 50 cm de largo), pero que sin embargo la diferencia es prácticamente imperceptible y convive perfectamente con cualquier otro vehículo en 1/18.

Destaca esta marca por la relativa alta calidad de sus modelos comparada al resto de la familia ERTL, y también por su precio bastante asequible en relación a lo que ofrece.
La factura es excelente, detalles únicos como interiores y motores estupendamente reproducidos, asi como los chasis, transmisiones con cardan móvil al girar el tren trasero, excelente pintura, lo mismo la tampografía y una serie de accesorios según el caso que enriquecen el producto final y lo distinguen.

Veamos algunas imágenes de este vehiculo tan clásico de la marca, tan popular en su época en nuestras calles.

De frente, prácticamente idéntico al original.







Lateral de cabina, y las diferencias con el autóctono:
La sigla C65
Los tanques de combustible, bajo la cabina haciendo las veces de peldaño para subir, detalle bien norteamericano.
Las llantas del tipo "artilleras"



El techo de cabina, incorpora unas luces de posición amarillas, reglamentarias en USA
Tampoco vistas en nuestra versión.



El interior, parece real.





El tablero, muy similar a la Silverado de los años 80, con muchos relojes



Otro de los detalles de lujo, las pegatinas en los parasoles, los que además son móviles









Las ruedas y los bajos, cuidadosamente reproducidos hasta el mínimo detalle









Bomba y depósito de frenos, nada dejado afuera.



Las salidas de escape, dobles.











El motor, con un V8 al estilo norteamericano, de ahí las salidas dobles de escape...



Un lujo de detalles, para mirarlo un buen rato y descubrir siempre algo nuevo.
Las bisagras del capó por ejemplo, fieles al real.




 

Algo casi único en su género, el VIN (numeracion del chasis) en el tablero a la vista desde afuera, algo típico de la reglamentación norteamericana...



Por último, unas pocas fotos más, en este caso le di un poco de vida subiéndole un Peugeot 403 de Welly en 1:18 a modo de improvisada carga.



Las cadenas en primer plano vienen con el camión, trae 4 para ponerle en los 4 esquineros, son metálicas y ajustables a la carga transportada.







Fueron muchas fotos, sí, pero es que un modelo de estos entusiasma.
Espero les haya gustado.