martes, 8 de julio de 2014

Porsche 924 (1981) - Minichamps 1/18

Hacia 1976, Porsche decidió ampliar el grupo de personas que podían aspirar a un coche de su marca, ofreciéndoles uno más asequible que los clásicos 911 que entonces componían la casi totalidad de su gama.
Este coche barato -el Porsche del pobre, como lo llamaron en algunos paises- era el modelo 924.


Además de este planteamiento comercial, un poco sorprendente en una marca de elite como Porsche, el 924 marcó también un hito importante en su historia.

Para empezar, el motor tomado de Audi era un cuatro cilindros en línea de dos litros de cilindrada refrigerado por agua, con lo que se rompía la tradición de los motores refrigerados por aire que siempre había utilizado Porsche, incluso en sus más potentes coches de competición.


La segunda novedad técnica fue la colocación del motor en su parte delantera, poniendo fin a toda la serie de modelos con motor central o trasero.

Se le ha criticado que de Porsche no tenía más que el nombre, quizá no sea lo más justo pues ha dado lugar a una familia de modelos, como fueron los 924 GTS y GTR a posteriori el 944, sobre los que nadie se atreve hoy a hacer la más mínima crítica.


Uno de los elementos constructivos más interesantes del 924 es su arquitectura, la distribución de sus elementos mecánicos.
Su bondad queda demostrada por el hecho de que es el mismo esquema seguido posteriormente por sus hermanos mayores, el 944 y el 928 S.

Se trata de la disposición que ideara el genial ingeniero español Wilfredo Ricart y que consiste en colocar el motor, en posición longitudinal, sobre el eje delantero, pasando el conjunto de caja de cambio y diferencial (elementos bastante pesados) al eje posterior. Eso permite un reparto de pesos excepcional, con el 48 por 100 del peso de conjunto sobre la parte delantera y el 52 por 100 sobre la trasera.


Porsche inventó también la burbuja trasera, de tan buen resultado posterior para Renault. Con ella se resolvía bien el diseño del portón posterior, dando buena estética, configuración aerodinámica y visibilidad al mismo tiempo.


En cuanto a la miniatura, es de Minichamps lanzada hace una década, época en la cual esta marca se caracterizaba por su particular esmero al momento de reproducir vehículos en 1/18, y era uno de los referentes en la escala en este nicho, antes de la llegada de AUTOart.


Como puntos positivos, el color, su singular tapicería, las luces delanteras operables, los detalladísimos pilotos traseros asi como la tampografía con la marca y modelo, las magnificas llantas y el acabado general de la pintura, correctamente aplicada y con un brillo uniforme.


Solo le podemos criticar el hecho de que las puertas tengan sus ventanas en posición abierta (ergo carecen de vidrios), y cierta desprolijidad en el tapizado interior del techo donde las sujeciones estropean los parasoles, detalle que ya he constatado en otros modelos de la marca.


El motor es otro de sus puntos fuertes, ya tradición en la marca, teniendo en cuenta además que los impulsores de aquella época lucen mucho mejor que los actuales, ocultos bajo cobertores plásticos.
Reconocemos enseguida a esa mecánica, que no es otra que la que (todavía hoy) equipan muchos VW autóctonos como el Gol, Fox y Suran, y hasta no hace mucho el Golf también, en variantes entre 1.6 y 2 litros de cubicaje.



Como mencioné, el detalle de los faros retráctiles es de aquellos que se agradecen tan sólo por saber que lo tiene, pues no es algo que vayamos a operarlo con frecuencia.
Como en todos los autos que los montan, lucen mejor con ellos rebatidos. 


Al dia de hoy es otro de los ejemplares de PMA que se ha hecho escaso de hallar, pero más allá de eso es un modelo que particularmente me gusta mucho, tanto el real como esta magnífica reproducción, por más que los puristas de la marca no lo hayan tenido en su momento en su mayor estima.
Es un Porsche hecho y derecho, y como tal merece un lugar en nuestra colección junto a sus congéneres.






11 comentarios:

  1. es verdad que fue un modelo controvertido, de todos modos, mirando retrospectivamente, me parece un modelo hermoso.
    equilibrado y lógico, quizá mucho más que el 911.
    o por lo menos, mucho más que el 944 que le siguió, que ya me resultó totalmente desnaturalizado y desconocido.
    el modelo se ve muy natural, se nota que 10 años no es nada cuando el trabajo está bien hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la palabra, natural, muchas veces ese aspecto define la compra aunque en este caso se unió con mi interés por el auto mismo.

      Eliminar
  2. También me agrada bastante este coche aunque no sea fan de Porsche, y además no se encuentra nada caro en el mercado de ocasión aunque hay que buscar bien para encontrar una unidad en buen estado.

    Me gustá más aún el 928 y el que más, el 944 aunque sea menos fino en su diseño y más "bruto". Me parece que el 928 de AutoArt lo tienes y lo publicaste, no?

    La miniatura me agrada, sin más, sobre todo la parte del motor. Menos entusiasmo tuve por el interior, pero no quiere decir que sea malo ni mucho menos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el 928 de AA lo tengo aunque todavía no lo publiqué, de todos modos son muy diferentes, a mí me gustan ambos.
      El interior salvo por la pega que comenté se ve fiel en todo aspecto, Minichamps siempre hizo buenos interiores.
      Saludos!!

      Eliminar
    2. Cierto que no los hace malos, pero es que ahí está AutoArt para definir el estándar en modelos de estos precios.

      Saludos!!

      Eliminar
  3. Tampoco soy fan de esta marca, es mas nunca me llamaron tanto la atención los Porsches ni tampoco las Ferraris.
    El modelo esta excelente, mas no se le pude pedir a un 1/18 fabricado hace una década atrás.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio a mí Porsche me puede, más aún los modelos pre 90´s
      Saludos!

      Eliminar
  4. Entre Porsche y Ferrari siempre preferí Porsche; pero si agregamos a la contienda a Lamborghini, me quedo con los toros... Muy bello 924, hay versiones de competición muy interesantes, y ni hablar de los 944 que vinieron después.
    Bien por Minichamps.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Si yo coleccionara Porsches. Sería una sucesión interminable de 911 hasta el infinito, es que ese auto es Porsche en su salsa. Los demás bueno... Hay algunos interesantes como éste pero que no llegan tan profundo a los sentidos. El modelo se luce, como siempre gran fabricante y gran escala mata galán!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, algún dia cuando los ponga todos juntos a los 911 va a ser una fila bastante larga, ya que tal como decís pienso que la esencia de la marca está en ese modelo.
      Ahora bien, éstos otros no se opacan ante la leyenda, al contrario, rompen con la monotonía y sonf muy bellos también.

      Eliminar